La vida no es un puzzle que hay que resolver


A raíz del último escrito titulado nunca nadie hace nada, alguien escribió preguntando: "Entonces cuando alguien se suicida, ¿le "suicida" la vida? Porque si no somos dueños de ninguna cosa y no intervenimos en nada..." 

Hará un par de años al final de una charla me preguntaron sobre el suicidio, la verdad es que el suicidio es como el libre albedrío pues es un tema recurrente para cuando todo está tomando una especie de callejón sin salida, cuando ya no hay salida dialéctica por ningún lado aparecen casi siempre el suicidio y el libre albedrío, el suicidio cautiva por la apariencia tan dramática que tiene, el libre albedrío cautiva porque es un concepto que parece muy lleno de sentido, sin embargo está más vacío de lo que parece. La pregunta sobre el suicidio me pilló ese día un poco por sorpresa porque tenía poca relación con lo que estábamos tratando, pero justo en ese momento llegó algo muy sencillo y muy profundo, he de reconocer que cuando llegó yo mismo fui el primer sorprendido: “El Ser no se puede suicidar, el Ser no se suicida”, le dije a la mujer que había preguntado. "Cuando alguien se suicida lo único que acertamos a ver es que hay un cuerpo que se queda inerte, sin embargo el Ser permanece intacto, el Ser es la Conciencia Infinita que Somos”.

No es que al que se suicida le suicide la vida, creo que se puede decir mejor de otra manera: si algo ha de suceder la vida lo va a propiciar, y eso que ha de suceder puede ser de cualquier naturaleza, por supuesto que también propiciará el suicidio si es que la vida 'así lo estima oportuno', a veces la predeterminación está tan bien diseñada que casi ni se nota. Dando a la pregunta una respuesta aún más concreta, habría que decir que existe el suicidio, sin embargo no hay nadie que se suicide, no hay una entidad individual decidiendo nada ya sea un suicidio o cualquier otra cosa; una vez más lo que vemos es que todo sucede en la totalidad, podríamos decir que en el suicidio es Dios mismo que juega a que se suicida bajo la apariencia de 'un artefacto' al que llamamos cuerpo. Si crees que has nacido mirarás la muerte y creerás en ella a través de sus múltiples variedades, el suicidio es una más entre muchas, pero lo que de verdad eres no ha nacido y nunca morirá; los que habitualmente tratan el tema de la muerte tendrían que cuestionarse seriamente si han nacido, si se consideran un cuerpo se verán como nacidos, pero si en verdad se viven como conciencia atemporal entonces verán que no han nacido y que por lo tanto nunca morirán, entonces el tema de la muerte lo deberían de tratar de una manera completamente distinta o directamente no tratarlo. Cuando digo que en el suicidio no hay nadie decidiendo nada, no estoy tratando de eludir las responsabilidades formales que pueda haber por ejemplo en un delito. Lo diré más claro aún: si uno mata a otro y es juzgado y condenado no estoy diciendo que le tengan que quitar su condena, no estoy diciendo eso. A Dios lo que es de Dios y al Cesar lo que es del César. Aquí estamos hablando de que cuando las cosas le ocurren a un individuo en realidad están ocurriendo a través de un individuo, eso no quita que haya las derivaciones que tenga que haber en el mundo de la forma. Es preciso sin embargo mirar con mucha atención porque tras los sucesos en los que aparentemente hay una clara implicación personal, descubrimos que lo que hay es algo impersonal, y es que la conciencia no es personal y limitada, la conciencia es siempre impersonal e ilimitada.

Mirada la vida a través de la mente, la vida parecería un puzzle que hay que resolver, pero si intentamos mirar la vida no únicamente a través de la mente, la vida no es un puzzle y no hay nada que tenga que ser resuelto, es la mente la que cree que tiene que solucionar todo tipo de problemas.

Lo más verdadero que uno va encontrando en esta larga investigación sobre la vida es que nunca nada existió y que nunca nada existirá, lo que vemos no es otra cosa que una proyección lanzada desde el propio yo, dicho con palabras aún más claras: todo lo que ves es lo que quieres ver, lo que te hace ver eso que ves es un simple proceso de identificación, no una realidad objetiva. Cuando no hay ‘yo’ no existe nada, al no haber ‘yo’ toda la realidad objetivable desaparece. Somos la nada en ninguna parte.

En algún momento volveremos a lo apuntado en este escrito y particularmente en este último párrafo. Seguro.








Calderón tenía razón...pero le faltó añadir algo.



Calderón de la Barca tenía razón, la realidad que vivimos es ilusoria, pero le faltó añadir algo, quizás lo podía haber dicho de esta manera: “Que toda la vida es sueño… ¡¡¡y no se te olvide que tú mismo también lo eres!!!”



En la imagen un actor interpreta a Segismundo en“La vida es sueño” de Calderón de la Barca, por la compañía Teatro del Temple. Olite (Navarra).









Nunca nadie hace nada


El otro día alguien escribió para pedir si yo podía explicar eso de que nadie hace nunca nada, en apuntes recientes está explicado aunque no me importa hacerlo de nuevo, la verdad es que la explicación es bastante sencilla. 

Nadie hace nunca nada porque el cuerpo y el cerebro mecánico nunca se salen de su programación genética, de su condicionamiento, tampoco de su moldeado cultural y social, el cuerpo y la mente cumplen siempre un patrón que está ya fijado o prefijado; por ejemplo ante una experiencia que nos toque vivir, el cuerpo y la mente reaccionarán siempre en relación a esa programación y a ese moldeado, es decir que no hay una ‘entidad individual’ que decida nada, no hay ninguna autonomía para tomar nunca ninguna decisión. Podemos pensar que sí elegimos, pero no decidimos, tenemos la sensación de que elegimos, pero ni incluso eso es así, y no es así porque no hay nadie que pueda elegir y mucho menos decidir ya que esa entidad que elije o decide no lo puede hacer de forma autónoma pues siempre está insertada en un todo, lo que sucede está sucediendo en la totalidad, no hay partes autónomas eligiendo o decidiendo nada.

Algunos podrán pensar entonces que el panorama es desolador. Todo lo contrario. Viendo en esencia cómo es el funcionamiento interno de la vida, lo que hemos de hacer es relajarnos y ver que lo mejor que podemos hacer es eliminar todo propósito intencionado pues lo mismo que sabemos ya que nadie hace nada, todo sucede por sí mismo; y si a alguien no le convence eso de que todo sucede por sí mismo, se puede decir mejor de esta manera: todo sucede en el Sí Mismo; todo lo que es, es el Sí Mismo.

La libertad no es poder elegir, la verdadera libertad es vivir sin que intervenga la voluntad.







Nadie es dueño de la tierra que pisa



Nevó estos días de atrás aquí donde vivimos. Anteayer subí más arriba en la montaña para contemplar el milagro de la espesura de la nieve. Llevaba más de una hora caminando cuando me encontré con un hombre y con una mujer que iban agarrados de la mano, destaco lo de que iban agarrados de la mano porque aunque iban bien abrigados sus manos estaban desnudas, sin los guantes que con el frío intenso tanto se necesitan; nos saludamos y de pronto descubrimos que nos conocíamos, charlamos un buen rato y de pronto salió el tema de la independencia de Cataluña, ¿que raro verdad? Imagino que más de uno se preguntará a qué se debe tanta insistencia en este blog con este asunto, pues tanta insistencia se debe a que este tema es algo muy fuerte, la oscuridad de este proceso está removiendo los corazones de millones de personas en España, igual de removidos están los que apoyan el secesionismo como los que están a favor del juego constitucional, creo que toca ir deshaciendo poco a poco este laberinto sabiendo como sabemos ya que los problemas nunca se resuelven, los problemas se disuelven, un problema se disuelve si es iluminado por la luz de la comprensión.


Lo que ahora sale escrito es un breve resumen de lo que hablamos mientras admirábamos las huellas de los pájaros sobre la nieve, unas huellas que ni el mejor dibujante podría imitar.



Mientras algunos no hacen más que reafirmar su identidad, otros nos damos cuenta de que la libertad real nace precisamente de no identificarte con nada.

Vivimos en la época de la intención, todo se hace con una intención, una finalidad, en todas partes se habla de ‘estrategias’ a través de las cuales conseguir unos objetivos, el pensamiento mide y calcula lo que le dicta el deseo, el deseo intenta conseguir un resultado a través de la acción, y el resultado de esa acción es una mazmorra que acaba aprisionándolo todo. La pureza se pervierte a través de la intención, cuando hay intención ya no hay pureza.

La tierra que pisas la estás pisando provisionalmente, por eso todos los sueños de futuro que trazas alrededor de lo que consideras que es tu tierra, son falsos.

Nadie es dueño del lugar en el que está viviendo.

No tienen derecho unos a marcharse, lo mismo que otros no tienen la obligación de quedarse. “Ahora me voy porque me va bien, sin embargo si me fuera mal me quedaría”.

En este momento es cuando hay que revisar las cosas que algunos decían hace un tiempo, hay que hacerlo ahora pues ya han pasado los excesos de la exaltación de estos últimos meses.  Ved al 'ex ministro de exteriores' de Cataluña Raül Romeva (que nació en Madrid y que catalanizó su nombre, ése que acaba de salir hace dos días de la cárcel) cómo era tumbado dialécticamente en el primer minuto de esta entrevista en la BBC.

Dejemos que ahora la música nos inspire.

Escuchad este extraordinario tema titulado “mi tierra” de Nino Bravo, lo cantaba en una mítica actuación de televisión poco antes de morir en accidente de tráfico, qué apropiado lo que dice el estribillo y qué forma tan bella de decirlo:

“Dime de qué tierra vengo, dímelo tú buen amigo, tierra de la que no tengo más que el polvo del camino”.

Si se callase el ruido igual podríamos hablar y soplar sobre las heridas de unos y de otros, dice el magnífico tema de Ismael Serrano y Rozalén.








La desnudez de la mente



Cuando la mente siente que se va agotando, cuando además comprueba que intentando controlar no controla nada, cuando ve que anticipándose a los acontecimientos no se anticipa en realidad a ninguno de ellos, entonces es cuando puede arrojar la toalla y rendirse, por eso es tan necesario parar, detenerse, muchas veces ocurre que si no paras tú es la vida la que te para a través de una enfermedad, la muerte de un ser querido, un accidente o lo que sea. Tu vida es mucho más de lo que conoces, tu vida no es solamente eso que captan tus sentidos externos. En la vida no hay nada accidental ni casual, cuando en la vida vemos accidentes y casualidades es porque vemos solamente acontecimientos aislados, nunca hay acontecimientos aislados ya que éstos están siempre inscritos en un todo, en el Todo. Pararse a contemplar es lo mejor que podemos hacer, contemplar no quiere decir que no hagas nada desde el punto de vista práctico, contemplar es vivir en la completa desnudez de la mente. ¿Quieres asentarte de verdad en esa desnudez? Olvídalo todo, escapa del avispero en el que has vivido hasta ahora, sal del enjambre de los pensamientos obsesivos y caóticos pues ellos te han llevado a esa debilidad en la que estás viviendo. Recuerda que la Conciencia no es el psiquismo, olvida el psiquismo y entra de una vez en la Conciencia. El pensamiento no es nunca el instrumento para la liberación, nunca te liberarás a través de la mente. La persona no es más que un fantasma que aparece en este espacio-tiempo. No se trata de cambiar unas creencias por otras, se trata de deshacerse de todo y quedarse fijado en la Presencia sin nombre.








Confidencias de un policía en Barcelona



Pude hablar hace unos días con un destacado mando de la policía nacional enviado a Barcelona con motivo del fallido referéndum del 1 de octubre, se aloja en el barco conocido como ‘piolín’, un barco que reúne a 800 guardias civiles y policías nacionales. Fue en una cena improvisada y en una charla también improvisada en la que se dio la oportunidad de conversar. En la vida no hay casualidades.

* "No soy tanto un policía de élite como un policía de élice ya que he estado en el barco piolín dos meses y aún me queda otro por lo menos de estar allí. Para mi mujer y mis hijos está siendo una época muy dura, también para los que estamos allí destinados".

* "Cuando saludamos a los Mossos vemos quién es españolista y quién independentista, se les ve a la legua".

* "La fuga de empresas de Cataluña ha hecho más para parar el proceso independentista que toda la policía y la guardia civil juntas".

* "El adoctrinamiento en Cataluña ha sido alucinante en estos últimos años, pero aún con adoctrinamiento y todo hay un porcentaje muy alto de catalanes que se sienten españoles por los cuatro costados. En todo este tiempo hemos recibido más muestras de apoyo que de rechazo".

* "Los servicios de información españoles tienen mucho más control del que parece".

* "Tenías que ver la cara de los Mossos cuando fueron a destruir documentación y de pronto les dimos el alto, en su cara se veía que estaban haciendo algo muy poco correcto".

* "La última huelga general en Cataluña estaba hecha por cuatro pelagatos, cuatro pelagatos acobardados que salían corriendo en cuanto llegábamos, esa última huelga se dejó que prosperara para que la propia población no independentista se pusiera en contra de los independentistas. Como así fue".

* "Inés Arrimadas es, con mucho, la política más valiosa ahora mismo en Cataluña".


Cuando acabó la cena me subí al coche y puse la radio, estaban hablando del 'católico' Junqueras, de sus 'oraciones' y 'reflexiones' en la cárcel; está muy bien lo de la confesión católica, menudo invento, si cometes fechorías y eres católico no pasa nada porque luego vas y te confiesas y Dios te las perdona todas. Qué tipo antiguo es este Junqueras, qué cosa antigua y trasnochada es este cuento chino de la independencia, cuánta energía malgastada privando a la gente del verdadero despertar.