Los médicos que se niegan a comer comida basura


He explicado en más de una ocasión que estoy rodeado de médicos, no sólo algunos familiares lo son, también varios amigos ejercen esa bella y difícil profesión. Yo también soy un poco médico, desde niño tuve que ponerme las pilas porque mi salud era regular tirando a mala, así que me he tenido que cuidar mucho, aún lo sigo haciendo. Cuidarse no es estar todo el día pendiente de uno mismo, cuidarse es básicamente abstenerse de todo eso que sabemos nos hace daño.

Este es un apunte de denuncia. Me escriben dos amigos médicos para contarme lo siguiente: "Acabamos de salir de guardia de un Centro de Salud de Castilla y León (España), hemos dejado al equipo entrante consternado por la cantidad de comida basura que hemos encontrado en la nevera y que está destinada a nosotros los médicos, nuestros jefes quieren que a partir de hoy nuestra manutención en las guardias sea en forma de un caterin que ellos nos sirven y que para nada han consultado con nosotros; como no quieren pagarnos dietas cuando hacemos las guardias, nos dan esta comida hedionda que se puede ver en las fotografías, se trata de alimentos altamente procesados, de muy dudosa calidad y envasados en plástico; para completar la traición han colocado un microondas nuevo para que calentemos estos vergonzosos productos, así que hemos decidido denunciarlo a través de los medios, acudimos a tu blog para que nos des voz si lo crees oportuno. Gracias y un fuerte abrazo". 


Creo que se entiende bien de qué va la jugada, es decir que para no pagarles las dietas a los médicos cuando hacen guardias, se han inventado un caterin que no es más que comida basura envasada y llena hasta arriba de conservantes y colorantes, la mayoría de esos conservantes y colorantes son cancerígenos, además les han colocado un microondas para que puedan calentar los platos, con lo cual el envenenamiento es casi completo.

Les he contestado lo siguiente: "Está claro que también van a por vosotros, el sistema en el que vivimos es tan perverso que quieren que enfermen también los que nos ayudan a curarnos, quieren que vosotros los médicos viváis también como enfermos; estos degenerados pretenden enfermar también a los médicos y a las enfermeras porque lo que están buscando es que la sociedad entera enferme, y es que a una sociedad enferma se la domina mucho mejor. En los medios oficiales apenas va a haber hueco para vuestra denuncia, ya lo veréis, pero sí que tendréis voz en los medios alternativos. Voy a enunciar brevemente tres conservantes que van en los platos de ese impresentable caterin, por ejemplo el pollo guisado que os suministran lleva aceite de palma, cuando se sabe que el aceite de palma ayuda a que el cáncer se extienda por todo el cuerpo; el  componente E-407a que aparece en la etiqueta de los raviolis es un carragenato de claro efecto cancerígeno; el E-450i que también aparece en los raviolis es difosfato disódico, un producto altamente peligroso que se introduce como humectante en la repostería y en los platos precocinados y que aumenta de forma alarmante el fósforo en el cuerpo, el resultado de tanto fósforo es el aumento de la osteoporósis, así como el aumento de depósitos calcáreos tan peligrosos para las arterias y el corazón, por no hablar de que esos platos precocinados van envueltos en plásticos cuando conocemos ya los efectos nocivos del bisfenol A que también es cancerígeno. 

Permitidme que os recuerde esto a vosotros los médicos, también se lo quiero recordar a los lectores de este blog, ya lo publiqué hace cinco años pero no está de más recordarlo de nuevo, lo que cuento no es otra cosa que mi día a día en cuestiones de salud: 

Deja de comer comida basura, deja de fumar, deja de beber alcohol, si tomas alcohol que sea de forma ocasional y de forma moderada. Pasea como mínimo una hora diaria, que ese paseo sea con pocas ideas en la cabeza, no dejes que el barullo de los pensamientos te coma la moral durante el paseo que des cada día, es bueno que en ese paseo llegues a sudar un poco, por eso una parte del paseo -a poder ser la parte final- la puedes hacer a un ritmo un poco más alto. Cuídate de las carnes rojas, también del pollo de granja industrial, tómalos ocasionalmente. No abuses del azúcar y de los edulcorantes. Di adiós a las harinas de todo tipo. No tomes bebidas gaseosas edulcoradas. Deja la leche de vaca, si te gusta el yogur puedes tomarlo ocasionalmente. Aumenta el consumo de hortalizas de hoja verde. Opta por una alimentación alcalina. Hazte con un extractor de zumos y prepárate un extracto de hortalizas frescas al menos una vez al día, el recetario es muy amplio y muy rico. Arroja a la basura la sal refinada yodada y compra sal marina atlántica sin refinar, incluso puedes hacerte si quieres tu propia sal. No uses aceites industriales de baja calidad de los que venden en los supermercados, la mayoría de ellos son simples parafinas, usa aceites biológicos de primera presión en frío. Tira el microondas a la basura (mejor llévalo al punto limpio porque se trata de una verdadera central nuclear que hay que reciclar), acostúmbrate a calentar las cosas en un horno eléctrico y en cazos puestos al fuego como toda la vida. No pegues el teléfono móvil a tu oído ni a tu cabeza mientras hablas, hazlo a través de la modalidad de altavoz o manos libres. Si estás en la playa no hables a través del teléfono móvil mientras tienes los pies metidos en el agua, no uses el teléfono móvil si estás metido en la bañera. Para dormir apaga el wifi de la casa. Cuando trabajes con el ordenador descansa diez minutos cada hora. Aprende a respirar, respirar no es fácil, cuando vayas siendo consciente de la respiración te darás cuenta de que tu respiración durante el día es muy deficiente y a menudo está entrecortada debido a los nervios y a la ansiedad generalizada. No pierdas el contacto con la naturaleza, la naturaleza no ha sido creada por la mano del hombre, esa es la razón de que el contacto con la naturaleza nos pueda renovar de una forma tan completa. Si algún día ves que has abusado de algo (igual pasaste por delante de una pastelería y no pudiste reprimir el deseo de tomarte un pastel), no te preocupes, vuelves a la senda sin más, sin culpabilidad, sin hacer de nada una religión, pero trata de volver a la senda cuanto antes, no es difícil. Recuerda: todas estas propuestas no son para que vivas doscientos años, son tan sólo para tener la salud y la energía suficientes para hacer lo que hay que hacer. Cada persona sabe muy bien lo que tiene que hacer, y si aún no lo sabe es bueno que disponga de la salud y de la energía suficientes para ir sabiéndolo. Algunos descubrirán incluso que lo que tienen que hacer es no hacer nada, que ya es bastante. El no hacer nada es de las cosas más interesantes que pueden suceder en la vida. No hacer nada no es cruzarse de brazos y esperar a que llueva, no es eso, no hacer nada es darse cuenta de que cuanto más contenido mental pones en lo que haces, más miserable se vuelve tu vida, así pues no permitas que tu vida entera quede cubierta por el paraguas de la mente, puedes cerrar el paraguas, verás que no llueve tanto como te imaginas. Y si aún siguiendo estos consejos enfermas, nadie tiene la culpa, es que en el proceso de vivir el cuerpo enferma y finalmente muere. Así es esta película.










La vida no tiene ninguna dirección



Cuando nos va bien pensamos que la vida nos bendice, y cuando nos va mal pensamos que la vida nos castiga, pero la vida ni nos castiga ni nos bendice, la vida no tiene ninguna dirección.






El verdadero golpe


De lo que hoy te voy a hablar es uno de esos temas que sale en las conversaciones de forma habitual, por lo menos en las conversaciones que yo tengo con amigos y conocidos sale muy a menudo, sé que no es algo sencillo de explicar, tampoco es sencillo de comprender, sin embargo hay que intentar ofrecer la mejor explicación posible. Por intentarlo no pasa nada. Allá va.

Te voy a decir cuál es el verdadero golpe que puedes recibir en la vida, ojalá tengas suerte de que ese golpe llegue a ti, desde luego que ese golpe no aparece sin más en la vida de la mayoría de las personas, repito que has de tener mucha suerte para que un día se te haga presente, de forma teórica ahora mismo lo vas a poder leer, espero que te pille preparado. 

El verdadero golpe no es una enfermedad, tampoco es la muerte de un ser querido, mucho menos es una debacle económica, esos golpes son sin duda muy duros, pero al final acabas casi siempre saliendo a flote. El verdadero golpe es darte cuenta de que todas las energías que pusiste en la autorrealización personal no valen para nada porque de pronto descubres que no hay un yo que realizar, hiciste lo posible y lo imposible para descubrir a ese yo, sin embargo un día te das cuenta de que ese yo no existe, ese es el verdadero golpe, ese golpe es el que de verdad va a dar de lleno en el centro de la diana. 

Recorriste infinidad de caminos persiguiendo la iluminación y de pronto te das cuenta de que no hay un yo que se pueda iluminar porque ese yo no aparece por ninguna parte. Perdiste literalmente el pellejo para darle al ‘yo’ todo tipo de satisfacciones, sin embargo un día descubres que ese yo no es más que un espejismo y que ni tan siquiera satisfacciones le puedes dar. Te has vuelto loco para darle todo al yo, sin embargo ahora te has dado cuenta de que ese yo no existe. Pusiste un empeño muy grande en mantener relaciones con todo tipo de personas, sin embargo esas relaciones están huecas dado que no hay un yo que se pueda relacionar porque sencillamente dentro de cada uno de nosotros no hay nadie. ¿Qué relación puede haber entre dos personas si no hay un 'yo' que se pueda o que se tenga que relacionar? Ninguna relación es posible, ninguna relación es necesaria. Eso no quiere decir que te vuelvas un tipo raro  y antisocial, no tiene que ver con eso.

El vacío que muchos sienten al observar su propia vida está precisamente en descubrir que el yo no existe, sin embargo muchos no lo saben expresar y se quedan temporalmente hundidos o se quedan sin más hundidos para siempre, pero es que ni siquiera necesitas quedarte hundido, lo que necesitas es darte cuenta de que hay un momento en el que te quedas vacío porque literalmente estás vacío, y estás vacío porque dentro de ti no hay nadie. Eres algo, sin embargo no eres alguien, lo más seguro es que seas una energía de tipo impersonal, pero no eres un yo centrado y objetivado como piensas que eres. Y lo más importante de todo: dentro de ti no hay un yo que pueda o que sepa dirigir los acontecimientos, los sucesos de la vida no están comandados por ese 'yo' que piensas que sí que lo hace. Lo que pasa no tiene causa, aunque el yo esté imaginando que todo lo que ocurre se debe a él.

¿Y cómo es que el yo no existe? Es bastante sencillo de explicar. En un niño hasta los dos o tres años no hay ningún yo, normalmente en el que llega a la última ancianidad tampoco lo hay, es decir que nacemos y morimos sin un yo, la comprobación de eso es muy evidente. El yo es algo que la mente inventa para sobrevivir. Imagina que naciste en el año 1970, si por ejemplo alguien te pregunta qué hiciste el 29 de marzo de 1979 a las 5 de la tarde, no sabrás contestar, y no es un problema de memoria, es sencillamente que ese yo coordinador y controlador de todas las cosas no existe, la propia mente crea ‘la ficción’ de que existe, sin embargo no existe en absoluto. Dentro de nosotros no hay un ‘yo’ coordinando y controlando nada, ese es el golpe, esa es la evidencia que te va a dejar arrasado, eso sí que es caer en la cuenta de algo muy gordo. Personalmente pienso que la ansiedad que lleva a la gente a las drogas y la bebida, que es una ansiedad idéntica a la que lleva a la gente a las iglesias y a la espiritualidad, se debe al descubrimiento de que no hay un yo dentro de nosotros. 

Si dentro del cuerpo no hay un yo, no hay ninguna iluminación que conseguir, ninguna realización a la que llegar, tampoco hay un yo que haya nacido ni hay un yo que un día morirá, por supuesto que tampoco hay ‘nadie’ reencarnándose. Cuando el cuerpo nace, ¿hay un yo naciendo? No, no lo hay. Cuando el cuerpo muere, ¿hay un yo muriendo? No. Al nacer no hay nadie naciendo, sólo hay nacimiento. Al morir no hay nadie muriendo, sólo hay muerte. Y ni siquiera hay muerte porque todo es vida, todo pertenece a la vida. Por cierto que nadie sabe definir la vida, nunca he conocido a nadie que sepa definirla. Si nadie sabe definir la vida es porque la vida es 'algo' que nos excede por completo.

Desde hace más de cuarenta años conozco a poetas que con mucho tesón van labrándose una trayectoria personal dentro del mundo de la poesía, ese esfuerzo se traduce en estar arrimados a un cierto poder editorial que está detrás de la publicación de algunas colecciones de libros de poemas, ese poder editorial está detrás también de la convocatoria de ciertos premios de poesía que a la postre dan mucho prestigio a esos poetas si por ejemplo alguna vez se presentan y los ganan, pero si de verdad esos poetas se dieran cuenta de que dentro de ellos no hay un yo, dejarían de malgastar su energía yendo detrás de unos premios y de un prestigio que no sirven absolutamente de nada. No tienes que complacer a ningún yo porque el yo no existe, dedícate a escribir poemas si quieres pero deja de intentar complacer a un yo que jamás existió. Más claro no lo puedo decir. Y he puesto como ejemplo a los poetas no porque les tenga manía, he puesto como ejemplo a los poetas porque éstos siempre van 'revestidos' de una pureza que puede que otros colectivos no tengan. En realidad nadie tiene ninguna pureza, lo de la pureza es otra invención más.

Esto es para los filósofos que llevan tantos años de filosofía, esto es también para los teólogos que llevan tantos años de teología, esto es también para todos aquellos que llevan tantos años de meditación y de retiros de silencio y con muchas jornadas de espiritualidad a cuestas, es también para los artistas de todo orden y condición: estás donde empezaste, no has avanzado ni un solo centímetro, esa disciplina que se supone que manejas tan bien no te ha ayudado a moverte en absoluto. ¿A qué lugar has llegado? No has llegado a ningún lugar. La vida es un mecanismo que la mente no puede comprender por mucho que se afane. La vida escapa a toda comprensión, y es que dentro de nosotros no hay un yo que pueda comprender nada aunque para ello esté usando herramientas en apariencia muy sofisticadas.






Gallinas, huevos, colesterol, y la teoría de los gallos violadores.


No sé lo que nos hemos podido reír con este vídeo que se ha hecho viral y que a buen seguro la mayoría conocéis ya. “No queremos que los gallos violen a las gallinas”, dice una de las feministas veganas que aparece en el vídeo, si no te da la risa al escucharlo es que estás pasando por una depre o por una pena muy grande, por cierto que casi todas las tristezas vienen por no reírnos en condiciones. 

Y el Movimiento Victoria responde a estas feministas veganas y lo hace de una manera contundente, es un vídeo que dura nueve minutos y que hay que ver porque es muy certero. 

Y ya que hablamos de huevos, este vídeo sobre el colesterol es absolutamente obligatorio porque trata sobre el consumo de huevos y la aberrante mentira del colesterol, sin duda el colesterol es un arma de distracción masiva. “A mayor colesterol mayor longevidad y no al revés. La mayoría de los suicidas tienen el colesterol bajo, debido a que tienen el colesterol bajo no segregan serotonina y tienen más propensión al suicidio”. Quien lo dice es el médico y pediatra aragonés Jorge García-Dihinsx Vilanova. Veréis cómo al principio de la tertulia medio se ríen de este médico que habla del colesterol de forma brillante, y se ríen porque tira por tierra la información oficial, pero en cuanto avanza la tertulia todos se quedan callados y con la boca abierta, por supuesto las visitas que tiene el vídeo están completamente manipuladas. 

Dice una de las feministas veganas del primer vídeo que los gallos violan a las gallinas para que éstas pongan huevos, según eso tu padre perfectamente pudo violar a tu madre para tenerte a ti. Es fácil darse cuenta de que lo natural está siendo pisoteado todo el tiempo por lo cultural, lo cultural no son más que abstracciones que la mente inventa para situarse por encima de lo natural, por eso lo cultural no es más que un lavado de cerebro. Lo cultural señala los ideales del ser humano en base a un ideal de perfección construido mentalmente, pero es que ese ideal de perfección no es más que una distorsión que lo único que provoca es una guerra interna en el corazón de los hombres y de las mujeres, por eso ahora vemos a tantos que están perdidos y que sin embargo aparentan estar perfectamente realizados.








Sobre la eutanasia


En la conversaciones de verano suelen aparecer los temas más diversos, por ejemplo ahora en España en las tertulias de verano puede aparecer o bien el tema cansino de la independencia de Cataluña, los toros y el movimiento animalista, la inmigración, el pucherazo electoral del pasado 28 de abril, o bien puede aparecer la eutanasia, un tema que suele generar sudores fríos aunque la conversación esté muy caldeada. Fue la eutanasia el tema que pude compartir hace unos días en una sobremesa muy animada, y era la segunda vez ya este verano que me tocaba salir a la palestra con el mismo tema. Al principio de la conversación como que se empieza a disparar con balas de fogeo, hasta que llega un punto en el que la conversación se calienta y en el que hay que usar fuego real, en realidad todo es fuego real aunque a veces no lo parezca. 

Casi todo el mundo dice que tiene que ser el Estado el que regule por ley la eutanasia, y me parece bien, pero es que la eutanasia está ya regulada aunque no sea por la ley del Estado, la eutanasia está ya regulada porque el cuerpo cuando no aguanta más directamente desconecta, es decir que el cuerpo muere cuando le llega su hora, el cuerpo muere cuando tiene que morir, al cuerpo no le sobran horas ni días, tampoco le faltan. Nadie se muere la víspera, todos nos morimos cuando el cuerpo da la señal precisa, así pues la eutanasia está ya regulada por el cuerpo pues es el cuerpo el que comanda la maniobra de este vivir, no es la mente, por eso la mente nunca sabrá cuándo el cuerpo ha de morir, la mente nunca sabrá cuando un cuerpo que aparece ya muy debilitado por la enfermedad tiene que ser desconectado. El Estado vendría a ser una especie de mente colectiva de la sociedad, pero como mente colectiva que pretende ser, el Estado no sabe nada sobre los cuerpos de los individuos. Tenemos la sensación de que el Estado nos protege de algo al regular por ley la muerte de las personas que sufren, sin embargo el Estado no nos protege de nada ya que estamos siempre a la intemperie. Por más que regule el Estado, tú morirás cuando tengas que morir y como tengas que morir, no tengas ninguna duda.

¿Cuándo hay que desconectar una máquina que mantiene mecánicamente la vida de un cuerpo? En realidad nadie lo sabe porque ninguna mente sabe nada sobre ningún cuerpo. “Cuando esté ya como un vegetal, entonces me desconectáis”, he oído decir más de una vez a algún familiar o a algún amigo. Pero es que nunca nadie sabrá cuándo alguien es un vegetal porque para empezar no tenemos ni idea de lo que es un vegetal; puede que alguien sea considerado un vegetal por la ciencia, sin embargo esa persona puede estar con los cinco sentidos y nadie se da cuenta; y al contrario, cuántos hay que parece que están con los cinco sentidos en la vida y sin embargo no se enteran de nada. 

“Es que mi madre sufrió mucho y yo no quiero sufrir como mi madre”, dicen algunos. Es posible que tu madre sufriera, pero no te fíes de las apariencias. El cuerpo segrega endorfinas para que no sufras, el cuerpo segrega drogas más potentes que las que venden los laboratorios. Además no hay nadie que pueda escapar del sufrimiento, hay sufrimientos a lo largo de la vida que son mucho más intensos que los sufrimientos que acarrea una enfermedad terminal. Deja que sea el cuerpo el que decida el final, si es que hay un final. Hay mentes que piden morir, sin embargo la muerte no llega, al contrario hay mentes que no quieren morir y entonces la muerte llega sin avisar, es decir que los que quieren morir por lo general no mueren, y los que no quieren morir son los que se mueren, ¿cómo es eso posible? Eso es así porque morir nunca es una decisión nuestra, ni incluso en el suicidio lo es.

“Yo le he dicho a Dios que no quiero sufrir”, me dijo no hace no mucho un familiar. Puedes decirle a Dios lo que te dé la gana, cosa distinta es lo que luego acabe sucediendo. Como estás pidiendo no sufrir seguramente sufrirás, todo el problema viene cuando quieres evitar algo, deja que la vida te traiga lo que te tenga que traer, no le des tantas vueltas a la cabeza, no sirve de nada, verás que todo lo que llega a tu vida nunca lo pediste, en realidad todo llega sin avisar. 

La eutanasia está de moda, ahora se habla de la eutanasia como se habla de un equipo de fútbol o de la formación del nuevo gobierno. Los Estados quieren regular la eutanasia porque lo que pretenden es meter las narices en algo candente que además genera mucho debate, otra maniobra más para tenernos distraídos. 

Si la muerte ha de venir que venga por su cuenta, no la oficialices, ni siquiera es necesario que intentes legislarla, no te interpongas con artimañanas mentales. Cuando sientas que la muerte va llegando, muérete por tu cuenta, no cuentes con la oficialidad, no esperes a ninguna norma social para morirte. Uno se muere siempre por decreto ley, pero hay que tener claro que ese decreto y esa ley son dictados siempre por el cuerpo, no por la mente, por eso yo soy partidario de exprimir el limón hasta la última gota. La última gota del limón está comandada por el cuerpo, no por la mente, la mente está siempre equivocada ya que piensa que es ella la que controla las cosas y la vida misma cuando sabemos que no es así. Deja que el cuerpo acabe cuando tenga que acabar, déjale a él hacer pues él es el que alberga la verdadera sabiduría, tú solamente eres un cachivache con algunos conceptos y con unas cuantas ideas inventadas, deja pues que sea el cuerpo el que se disponga para morir. Cuando naciste no hubo nadie decidiendo nada, deja que en la muerte ocurra de la misma manera.











Viene viniendo


Muchos sabéis que llevo vapuleando a la falsa espiritualidad "new age" durante bastante tiempo, por si alguno todavía tiene dudas de si ese vapuleo es justo o injusto, que vea este vídeo y saldrá de dudas.

Nunca había visto un vídeo "new age" donde se vea tan claro eso que vengo llamando "el sonambulismo espiritual". Dios santo, cómo están las cabezas, y el vídeo en cuestión lleva ya 60.000 visitas en menos de dos meses, lo que quiere decir que hay mucha gente hipnotizada con toda esta morralla; quiero dejar claro que no tengo nada personal contra Elsa Farrús ni contra sus seguidores, pero ahora sí que es fácil entender porqué el sistema está tan interesado en este tipo de vídeos y en este tipo de mensajes que no son más que simples maniobras de distracción, está claro que si el personal 'se distrae' con estas cuestiones, quedarán desactivados para la lucha social, lo que demuestra que la falsa espiritualidad "new age" no es más que una adormidera diseñada por el propio sistema para producir somnolencia en las masas. Somnolencia de día y sonambulismo de noche, adiós pues a una vida medianamente lúcida.

No hace falta que veáis todo el vídeo, no os sometáis a semejante tortura, con que veáis los primeros minutos es más que suficiente, ya me he tenido que torturar yo viéndolo entero y sobre todo habiendo tenido que observar a esta niña adormilada que habla al dictado de no se sabe quién, es como si se hubiera levantado de la cama y se hubiera puesto a grabar lo primero que se le pasa por la cabeza, parece una muñeca a la que hubieran dado cuerda y no pudiera parar de hablar; aunque está despierta mientras habla, verdaderamente parece sonámbula, seguramente por eso es tan evidente ese sonambulismo espiritual del que vengo hablando. Transcribo alguna de las cosas que dice esta mujer. Dice al principio: "Esta semana energéticamente del 7 al 14 es una subida energética añadida al pasillo cuántico de los eclipses (Uhhh, que me voy patrás…!!!), es una subida energética añadida a toda la frecuencia de luz de unión con el portal de Sirio que pasamos el 7 y el 8, y que hoy día 9 aún estamos transitando en integrar esas energías de amor que nos impulsan al cambio, y el tránsito fotónico de la lluvia del anillo solar del día 12 y 13, esta energía además viene marcada por nuestro querido y amado Mercurio Retrógrado, que es un amor, en mi caso se ha cargado el móvil, se ha cargado el coche y se ha cargado el avión, así que es obvio que el mensaje es “quédate quieta en esta vibración”. 

Dice en otro momento: “Esta energía que viene viniendo es un pasillo cuántico para romper todas las estructuras del campo mental y que se unan con el chacra corazón”. 

Y más adelante dice: “Ahora voy a hacer un cambio de móvil. Se cayó. Creo que esto ahora es un zoom. Vuelvo patrás, a ver, ahora, ya, es que se me estaba durmiendo la mano. Perdón. Ese cambio energético de las personas sensitivas va a ser un aprendizaje, una aceptación, y por eso las lloreras…” 

"Por eso las lloreras", dice. Qué infantilismo indecente, qué forma de soltar palabras huecas. Viene viniendo amigos, la tontería viene viniendo y llega llegando y no se va yendo porque está aumentando, cada vez hay más y por eso se va quedando la tontería, se va quedando, se va quedando. Habrá que hacer una canción con todo esto, compositores ponerse a ello, no hay tiempo que perder.




Como si hablar de las energías que están entrando fuera una novedad...Toda la vida de Dios entraron energías de todo tipo, siempre están entrando energías, y saliendo, energías de las que por cierto no tenemos ni la más puñetera idea aunque intentemos describirlas con todo tipo de palabras, cuanto más quieres explicar esas energías, menos consigues explicarlas. Lo que te va a tocar vivir no tiene que ver con ninguna predicción ni con ningún augurio, lo que te toca vivir no nace de ningún concepto que alguien haya podido inventar, es decir que nunca nadie te sabrá decir qué es lo que te tocará vivir mañana o pasado mañana o dentro de tres meses. Por querer saber las cosas de antemano lo único que vas a conseguir es que la mente se enturbie. Siguiendo a estos expertos en palabrería lo único que vas a hacer es atarte a ideas y a conceptos vanos. Estos que hablan de las energías que están entrando piensan que antes no había mundo, y si lo había que no entraba ningún tipo de energía transformadora como sucede hoy en día. ¡Nos creemos tan exclusivos! ¡Como si lo que nos ocurre nos ocurriera sólo a nosotros y nunca le hubiera ocurrido antes a nadie más! ¡Cuánta ignorancia! Ningún conocimiento te aclarará nada, ningún conocimiento te llevará a hacer nada con ninguna cosa, cuando comprendas esto último todas las cuestiones se acabarán, de esa forma dirás adiós a tantos cuentos y a tantas alucinaciones. No te dejes coser por las palabras y por las ideas de nadie. Descósete. Deshiláchate. Deshilvánate. No lleves los ropajes de otros. Deshazte de todo, también de esto que ahora lees, también de esto.