¿Cuál es la postura oficial de Rusia sobre la homosexualidad?


Varias veces me han preguntado acerca de cuál es la postura oficial de Rusia con respecto a la homosexualidad, por eso considero útil aclararlo. Es eviente que Rusia tiene una opinión que claramente marca una 'tendencia moral' (que no moralista), aunque casi mejor lo digo de otra manera: Rusia lo tiene claro y se ha pronunciado y se pronuncia, no como otros países que simplemente se limitan a seguir los dictados del gobierno mundial secreto, entre ellos España.

Toda esta historia comenzó en julio de 2013 con un artículo que apareció en el New York Times que llevaba por título: “Vladimir Putin ha declarado la guerra a los homosexuales” y que firmaba el actor y dramaturgo Harvey Fierstein (fijarse bien en su apellido más que nada por ver a qué pueblo de la Tierra podría pertenecer este señor); en este artículo se aseguraba que si eras homosexual en Rusia podrías ir a la cárcel, una falsedad como la copa de un pino; al cabo de un tiempo se descubrió que esa información no era cierta y que el camino que se siguió para su elaboración provenía de una ‘turbia’ fuente canadiense.

En una entrevista con medios de comunicación del mundo entero, Vladimir Putin ha dicho lo siguiente:

"Todas las personas son absolutamente iguales, sea cual sea su religión, sexo, origen étnico u orientación sexual. Recientemente sólo hemos aprobado una ley que prohíbe la propaganda no solamente de la homosexualidad, sino también del abuso sexual infantil. Pero esto no tiene ninguna relación con la persecución de personas por su orientación sexual".

Bravo Putin. Qué bien lo dices. Es verdad, es preciso aclarar que existe respeto absoluto por todas las personas sea cual sea su religión, sexo, origen étnico y orientación sexual, claro que sí, sin embargo estamos en contra de la propaganda por parte de la élite para destruir a la población, porque sabido es que la cábala oscura quiere dinamitar los valor humanos, por eso es preciso que se sepa también que actualmente Rusia es un baluarte de esos mismos valores humanos (“Orad por la conversión de Rusia”, dijo la Virgen en Fátima, que literalmente quería decir: “Orad para que Rusia no caiga en las garras de la cábala oscura”).

Rusia no está en contra de la homosexualidad, pero sí de la homosexualización; la homosexualización no es otra cosa que la propaganda sistemática lanzada desde el poder en la sombra para 'inducir' a seres inocentes.

¿Con lo dicho anteriormente se entienden ya las razones por las que Rusia no ha aprobado el matrimonio entre personas del mismo sexo? 

La verdadera vida no pertenece a ningún pueblo, a ninguna religión, a ninguna creencia ni a ningún credo; la vida verdadera y su verdad primera nacen de una única fuente creadora y siempre caminan hacia su esencia más profunda, por eso no entienden de distorsiones ni de manipulaciones.