Todo está bajo control



Hay un orden increíble que está pendiente hasta de las cosas más simples; a ese orden lo puedes llamar Dios, Divinidad, llámalo como quieras, no importa el nombre que des a Eso. Debido a ese Orden, debido a esa Filigrana, hay motivos más que suficientes para que la humanidad tenga una gran esperanza. Hemos de estar llenos de gozo aunque muchas veces no sepamos ni lo que es la esperanza misma.

Juan José Benítez hablando hace poco más de un mes en Madrid en la presentación de su último libro “Pactos y Señales”. Creo que viene muy bien verlo en Semana Santa.