Muchas mujeres tristes



Charlaba hace unos días con un amigo cuando de pronto va y me dice algo que llevo pensando también yo hace ya bastante tiempo, naturalmente me sorprendió porque no es muy normal que dos hombres coincidamos en señalar algo 'tan sutil': “Raúl, ahora mismo se ven muchas mujeres tristes”, me dijo. Y es cierto. Muchas se ven. Antes no se veían tantas, yo por lo menos no las veía. Ver hombres tristes, si me apuráis un poco, es bastante normal pues los hombres nos destartalamos con mayor facilidad, no sé si es porque nuestro aguante es menor o porque un hombre siempre es más niño de lo que parece y por eso mismo tiene tendencia a estar más indefenso, la verdad es que no lo sé muy bien; un hombre se pierde con mucha facilidad, de hecho la mayoría de los hombres están completamente perdidos; pero ver mujeres tristes duele, duele mucho. Yo ahora las veo tristes y a algunas las veo muy tristes; las veo nerviosas, tensas, estresadas, veo a un montón de mujeres con la mirada perdida y con una gran infelicidad en el rostro. No hay cosa que más inquiete a un hombre que ver a una mujer sin alegría. Los términos ‘mujer’ y ‘alegría de vivir’ siempre van asociados, por lo menos para mí.

Y hablando de mujeres tristes, fijaos el cartel que se ha sacado de la chistera el gobierno estos días y se ha atrevido a ponerlo en la calle, es la foto de portada de hoy. El cartel lleva escrito en su parte de arriba: “Si tu chico te da miedo”. ¿Si tu chico te da miedo? ¡Cómo que si tu chico te da miedo! ¡Qué propaganda vergonzosa! El cartel dice textualmente que los hombres dan miedo a las mujeres. Pero, ¿cómo es posible que hayan hecho un cartel tan bochornoso y tan mentiroso? Los hombres no damos miedo y no tenemos por qué darlo. Los hombres no odiamos a las mujeres, no os creáis esa propaganda pues lo único que hace es alimentar las diferencias entre mujeres y hombres; ese cartel es una serpiente que introduce veneno en las relaciones entre las parejas. Pura propaganda disgregadora que no hace otra cosa que añadir tristeza a tantas mujeres tristes. Los hombres que son de verdad siempre aman a las mujeres, así que por favor, benditas mujeres, quitaos ese miedo de la cabeza porque no es más que una paranoia inducida por estos locos de la guerra de sexos que desde la ingeniería social no hacen otra cosa que lanzar bombas para destruir el amor.

Este vídeo creado en Francia explica perfectamente en tres minutos la chaladura de la ideología de género y el daño que está haciendo a esta sociedad.

Este apunte está dedicado a todas las madres, y no sólo a las que tienen hijos biológicos, porque madre es toda aquella mujer que alberga vida. Vida con mayúsculas.


“Todo lo que se haga por una madre siempre es poco”, dice el Genial Gila para que os riáis con él en estos diez minutos gloriosos.