Cinco venenos blancos



No quiero amargaros las vacaciones, este apunte es solamente ‘un recordatorio’ de cuáles son los cinco venenos blancos que deberíamos de evitar. Si conseguimos zafarnos de ellos, vamos a facilitar mucho las cosas a nuestro cuerpo ya de por sí tan castigado.



1. El azúcar blanco

La elaboración industrial del azúcar blanco incluye la utilización de cal viva, así como de sulfato de calcio y de ácido sulfúrico para decolorar y dejarlo blanco. El azúcar refinado no tiene proteínas, ni vitaminas, no tiene minerales ni enzimas, no tiene fibra, no tiene grasas y no posee de ningún beneficio en la alimentación humana. El azúcar blanco provoca obesidad, caries, infartos, diabetes, desequilibrios en el sistema nervioso y un montón de cosas más.


2. El arroz blanco

Cuando la sociedad japonesa comenzó a degradarse (a finales del siglo XIX y comienzos del siglo XX), los ricos comían arroz blanco y a los pobres se les daba el caldo de hervir la cascarilla, entonces sucedió que los ricos enfermaban debido a la desnutrición y los pobres sin embargo se mantenían sanos. Por eso el arroz se ha de tomar siempre integral y a poder ser de cultivo ecológico.


3. La harina refinada

Si pones dos sacos uno al lado del otro, uno que contenga harina blanca, y el otro con harina integral, es decir con su cáscara y su recubrimiento completo, y se pone a corretear por allí a un ratón, el ratón -que no es tonto en absoluto- se irá siempre al saco de harina integral. ¿Por qué? Porque es donde de verdad está el alimento.


4. La sal común de mesa

La sal marina sin refinar que antaño se tomaba era una verdadera maravilla, pero esa sal fue arrancada de nuestros hogares y se dio paso a la sal común de mesa a la que por si fuera poco se le añade artificialmente yodo y flúor, además de un antiapelmazante tóxico que es el hidróxido de aluminio; esa sal común resultante es uno de los mayores venenos que se pueda tener en la cocina.



5. La leche

Para empezar no se debería de llamar 'leche' a eso que venden porque se trata un 'preparado industrial' absolutamente indecente. Ese preparado llamado leche está hasta arriba de grasas saturadas y de colesterol. Leche y diabetes están muy relacionadas, lo mismo que leche y osteoporósis. La leche está considerada como la principal causa de las alergias, sobre todo en niños.