La sexualidad no es lo que haces, la sexualidad es lo que eres.



El tantra es una corriente mística que nació en la India hace cinco mil años y que poco a poco se va conociendo en otras partes partes del Planeta. El tantra no son técnicas para exaltar la sexualidad, sino una forma de llevar la meditación y la consciencia hacia áreas que otras disciplinas no contemplan. El tantra pone la atención en la energía electromagnética entre lo masculino y lo femenino, esa energía no es puramente mecánica sino que ha de ser contemplada como algo sacro.

La energía sexual es tan poderosa que es capaz de crear vida, vida humana; si esa energía tan poderosa dejamos que circule con libertad por nuestro sistema nervioso, el nivel de conciencia se puede elevar hasta límites inimaginables.

El tantra es el camino entre la pasión y la compasión.

El tantra es una senda para que la mente no gane la partida; la mente tiene por costumbre ganar la batalla al éxtasis liberador porque en el fondo nos tenemos miedo a nosotros mismos.

La sexualidad no es lo que tú haces, la sexualidad es lo que eres.

La sexualidad y la muerte están muy unidas porque las dos significan la entrega total. Si no hay entrega no puede haber verdadero amor, si no hay total entrega siempre aparecerá en nosotros el miedo a morir.

Muy buena conferencia de Astiko (Isabel López Schugt) que tiene una duración de 1 hora y 20 minutos.


Astiko fue discípula de Osho a quien conoció personalmente y de quien habla maravillas. Aquí su página web.