Feliz año nueve



En realidad no es “año nuevo vida nueva”, más bien es “vida nueva año nuevo”, y es que si no hay vida nueva difícilmente podrá haber año nuevo.

“Que el año nuevo llegue lleno de bendiciones”, decimos; pero es que no es el año nuevo el que ha de venir cargado de bendiciones, más bien somos NOSOTROS los que tenemos que hacer nacer en nosotros esas bendiciones. Somos nosotros la bendición. Sin bendición interior, difícilmente podrá haber bendición exterior.

¿Y cómo será el futuro? El futuro lo estamos construyendo ahora. Lo que somos ahora es lo que seremos más adelante.

Y sí, dos más cero más uno más seis suman nueve. El nueve es un número muy ligado a 'esta realidad'; el nueve puede ser un número que señale el camino este año que ahora comienza, habrá que estar atentos para ver si por fin ese camino se nos muestra en línea recta hacia la liberación, exactamente igual que el camino de tierra de la foto.


La vida que nos espera no es la vida que planificamos con la mente, la vida que nos espera es la que la propia vida nos ofrece.