A veces las apariencias engañan


Es verdad que la Tierra se está llenando de una extraordinaria energía para el despertar, pero no todos los despertares son agradables. Igual conoces a personas muy espirituales que luego no lo son tanto; y al revés, igual conoces a alguien ‘muy sencillo’ y sin ninguna pose que a la larga se va a convertir en 'el verdadero ser espiritual'.

Hay personas que se disfrazan de ‘humildes’ para poder manipular mejor a los demás.

Más de uno recordará esta entrevista ya legendaria al Mario Conde que se hacía pasar por espiritual; parece una estrategia de la masonería hacer éstas y otras cosas, sabemos ya que hay masones infiltrados dentro de las nuevas corrientes de la espiritualidad, algunos dan charlas sin parar e incluso son considerados 'sabios'.

Y aquí está el Mario Conde de esta última temporada, es decir el Mario Conde detenido y encarcelado junto a sus hijos por blanqueo de capitales.

Éste que viene a continuación es el Imanol Arias 'disfrazado' de Vicente Ferrer, aquel que pedía dinero para proyectos en India. ¿Proyectos en India...? No me hagas hablar Imanol.


Y el de la foto de abajo es el Imanol de "Un país para comérselo", acompañado en este caso por su amigo Juan Echanove; aquí ya Imanol tiene cara de pícaro que está disfrutando, quizás por la tranquilidad que da tener guardado un suculento botín en Panamá.


El ex ministro José Manuel Soria, dimitido recientemente porque también aparece en los papeles de Panamá, se atrevía hace pocos meses a dar lecciones sobre corrupción.



La lista de timadores es interminable, por lo menos en España; el apunte de hoy es sólo una pequeña muestra de una realidad muy dolorosa porque en los tres casos aludían a la moral y a la espiritualidad para hacerse oír. Recordad: "Y se levantarán muchos falsos profetas y a muchos engañarán".