Muchas formas de orar



Hay muchas formas de orar, seguramente tantas como personas. Dejo hoy aquí escritas siete formas de orar con la vida, de orar en la vida; estas formas de orar que brevemente relato las conozco directamente o de primera mano, no son una invención, no son literatura.


UNO. El anciano que le dice a su hija un día al anochecer: “Voy a morir pronto”.

DOS. La persona que decide compartir más de la mitad de su sueldo con una familia pobre con el fin de que los hijos de esa familia sean cuidados en todo momento y tengan la posibilidad de estudiar.

TRES. El hombre enfermo de cáncer que sabiendo que pronto va a morir hace todo lo posible para que su mujer y su mejor amigo puedan unir sus destinos cuando él ya no esté en la vida física.

CUATRO. El hombre viudo que se niega a odiar a los asesinos de su mujer.

CINCO. La mujer que ha esperado y sigue esperando al hombre al que ama y que lleva 22 años en el corredor de la muerte.

SEIS. El que dice adiós a la persona amada antes de que la convivencia se rompa, y dice adiós para que el amor no resulte mancillado.

SIETE. El hombre que tarda más de una hora en recorrer apenas cincuenta metros debido a una dificultad física que padece; al mirar de cerca su lento caminar, al contemplarlo, todas las urgencias de la vida desaparecen.





La fotografía titulada “Los caminantes” es una obra de la artista española Angélica de la Llave.