El poder de una semilla



Un árbol grande duerme en una semilla diminuta, y lo que casi nadie podemos llegar a imaginar es que un día esa semilla germinará con fuerza también en el interior de una roca, y al ir creciendo puede llegar incluso a romper esa roca, entonces el árbol crecerá y crecerá hacia lo alto, hacia el cielo. Y es que lo que quiere nacer, al final nace. 




Gracias Luisa por la foto y por la inspiración.