ZIKA: una obra maestra para el control mental.


La maquinaria propagandística sobre el virus Zika se puso en marcha en octubre de 2015 y desde entonces no se ha detenido, incluso se está convirtiendo en todo 'un clásico' sobre el control mental, un proyecto de lavado de cerebro a escala planetaria; se trata de una campaña de ‘marketing’ esclavista altamente sofisticada y de muy largo alcance.

Indispensable leer el doble artículo de John P. Thomas, escritor sobre temas de salud, licenciado en psicología por la Universidad de Michigan, máster en Ciencias de la Salud Pública por la Universidad de Carolina del Norte. 

Lo acaban de publicar en español en la web “Noticias de Abajo”.




Y hablando de control mental, parece que el secuestro en Galicia de Diana Quer va en la misma línea, sino quién explica esto: habiendo como hay en España más de una treintena de desaparecidos diarios, ¿cómo es posible que la atención se centre totalmente en un caso concreto? pues porque alguien lo decide, alguien decide que se nos va a machacar con eso a todas horas, es decir puro control mental. Quien analiza el caso de Diana Quer es Pedro Bustamante. Leed con atención lo que va contando porque se trata de un caso que huele a falsedad por todos los lados. Ya estaba el inconsciente colectivo preparado con una serie que el año pasado triunfó en Antena 3 y que se titulaba "Bajo sospecha", es decir un drama por entregas que preparó las mentes para este chorreo incesante de noticias enlatadas y prefabricadas.

También la designación del exministro Soria para un cargo en el Banco Mundial es puro control mental (en este caso una maniobra de despiste para que la gente no perciba de lleno el nuevo fracaso de Rajoy en la última sesión de investidura); lo mismo que lo del 25 de diciembre como posible fecha para las terceras elecciones. También la alerta por fiebre hemorrágica en España, que es más de lo mismo. Miedo y nada más que miedo. Puro acojone. Y por el morro.

Tú llegas relajado de tus vacaciones y con el alma abierta, entonces te asestan cuatro hachazos con informaciones que captan por entero tu emocional, de esa forma callas, obedeces, y sin rechistar te pones a trabajar. Si a la semana te queda todavía un poco de lucidez, te vomitan encima cuatro partidos de fútbol y cuatro sálvamedelux y encefalograma plano hasta diciembre.

Aún no acertamos a comprender en su totalidad la agenda perversa que tienen y mantienen estos demonios desalmados que juegan con nosotros lo mismo que si fuésemos animaluchos en una granja.