A la hora de tomar una decisión



“Tomar una decisión sobre algo práctico en tu vida puede ser un tipo de problema, pero lo que quiere decir un problema no es en realidad un problema sino una pregunta. Lo importante cuando tienes una pregunta es no hacer la pregunta como persona: ¿qué es lo que tendría que hacer como persona?; sino hacer la pregunta como Dios, para eso es preciso preguntar: ¿qué es lo que haría Dios en esta situación? Si pones a Dios de tu lado las cosas siempre irán bien, y es bastante probable que obtengas una mejor decisión porque retiras la persona, es muy importante retirar a la persona de la toma de decisiones porque la persona representa siempre la ignorancia”.



Francis Lucille