Un acercamiento a las recientes declaraciones de Jim Carrey



En los últimos días me han enviado este vídeo de Jim Carrey hasta en nueve ocasiones, tanta insistencia me pareció que era una clara invitación para tratar de interpretar unas sorprendentes declaraciones que han dejado boquiabierto a más de uno. El vídeo dura dos minutos y creo que es bueno verlo varias veces para captar toda la profundidad que tiene.

Es claro que Jim Carrey ha entrado en una nueva comprensión, para nada es el cómico que conocimos en aquellas divertidas películas; Jim Carrey nos ha dejado entrevistas memorables en estos dos últimos años donde denunciaba a la élite que gobierna en la sombra este Planeta, pero además últimamente ha ido dejando pistas de hacia dónde se puede evolucionar para dejar atrás la simple denuncia exterior, y es que quedarse en la denuncia exterior es quedarse en el brocal del pozo; el pozo es muy profundo, no te dé miedo asomarte para mirarlo de cerca.

“Yo no existo, tú tampoco existes”, le dice a la entrevistadora Jim Carrey . “Este mundo no es real”. No son las palabras de un loco, de verdad que no lo son, bien sabemos además que en todas las épocas se ha llamado locos a los que se han atrevido a decir la verdad.

Hay un 'yo' funcional, pero no hay un 'yo psicológico' que sea fundamento de nada; el ‘yo psicológico’ es un yo imaginado, un yo que no tiene consistencia; no hay nunca un yo haciendo nada, es un espejismo de la mente pensar que es a través de la voluntad de ese 'yo' que las cosas suceden. Cuando tiene lugar esa profunda comprensión el yo se evapora, se esfuma, se disuelve, no tienes que acabar con él, él solo se escabulle cuando comprende que no tiene nada que hacer ante ‘lo real’. Al evaporarse el yo lo que se percibe es que Somos Una Única Sustancia, es decir Una Única Conciencia Universal, pero no individuos separados que viven sus vidas, no tenemos ninguna vida, Somos la Vida. No hay ninguna entidad individual que sea capaz de decidir nada ya que todo se decide en la Totalidad. Aparte de Dios no sucede nunca ninguna cosa.


Al despertar del sueño de la existencia la persona desaparece, eso es lo que está contando Jim Carrey; cuando desaparece la identificación personal, lo que queda es la Presencia sin persona.

“No hay un yo aprisionado en un cuerpo”, parece que está diciendo Jim Carrey, esa es la fuerza de su rostro, un rostro que ya no está interpretando personaje alguno. También es como si nos estuviera diciendo: “La vida es totalmente libre”, sólo que esa libertad no llega a través de la eliminación de las cadenas de lo laboral, de lo sentimental, de lo económico o de lo político, ni tan siquiera es necesario escapar de las élites que nos dominan, esa libertad nueva y desconocida no tiene nada que ver con lo que nos habían contado las religiones ni tan siquiera la filosofía, esto de lo que estamos hablando está más allá de cualquier teoría, más allá de cualquier moda y mucho mas allá de cualquier circunstancia en el espacio y en el tiempo.

Si te das cuenta del cuerpo es que no eres el cuerpo, si te das cuenta de los pensamientos es que no eres los pensamientos, lo que en realidad eres no se puede percibir, tampoco nadie lo puede imaginar por más imaginación que tenga. Eres pura observación sin que haya un yo observando nada.

Que la locura de Jim Carrey infecte al mundo entero, que se haga viral su virus santo. No dejéis de seguir la pista de este increíble Jim Carrey, quiero decir que no dejéis de seguir la pista a ese holograma que llamamos Jim Carrey.


Los que creen que tienen libertad de elección y de acción siempre se muestran tristes, no así los que ya han comprendido que no hay ninguna persona dentro de ningún cuerpo ya que lo que hay es Una Única Conciencia interpretando los distintos papeles en los distintos cuerpos, esa Conciencia es impersonal y atemporal, esa Conciencia no está ligada a ningún aspecto de la materia.

Deja de estar tan conmovido por todo 'lo que te está pasando', deja de estar tan afectado por todo lo que tiene que ver con 'tu vida', abandona 'tu vida personal' y hazte Uno con la Vida. No tienes una vida en propiedad, eres propiedad de la Vida.

PD. Apenas un día después de publicado lo anterior, Jim Carrey volvió a hablar de nuevo. Oro puro. 








Extraña paradoja



El ser interno, que es de naturaleza eterna, no es vivido como tal, en muchos casos no es vivido en absoluto, más bien suele ser ignorado y silenciado, sin embargo el vehículo externo (cuerpo y mente), que es finito y caduco, no se vive como finito y caduco pues pensamos que vivirá para siempre. Extraña paradoja que nos mantiene atrapados dentro del sueño. Y el miedo sobreviene porque queremos que siga permaneciendo lo que es transitorio. Este sí que es el cuento de nunca acabar.







Los mensajes canalizados


¿Tú estás a favor o en contra de los mensajes canalizados? Pues no estoy a favor ni en contra, simplemente estoy en ese 'observar' sin negar y sin afirmar nada, quien puede estar a favor o en contra de los mensajes canalizados es la mente, y la mente al tener que elegir siempre te va a meter en un lío; no hay nada que afirmar, no hay nada que negar, tampoco hay nada que eligir, sólo hay que permanecer en la simple observación.

¿Alguien sabe de dónde vienen los mensajes canalizados? Nadie lo sabe, ni los mismos que los reciben tienen la más remota idea, por eso creo que es mejor no perderse en las muchas teorías que hay al respecto; puede ser que esos mensajes canalizados vengan de otro o de otros planos dimensionales, también podría tratarse de simples imaginaciones por parte del sujeto que los está recibiendo, cabe también la posibilidad de que esas canalizaciones sean ‘insertadas’ en la mente de las personas a través de una ultratecnología que se sabe que existe y que se está utilizando desde hace ya bastante tiempo, realmente no sabemos cómo se generan esas canalizaciones, dejemos también a un lado a los mensajeros con sus limpias u oscuras intenciones.

Quien necesita los mensajes es la persona que siente miedo e inseguridad, es la persona la que está necesitada de ellos pues aún camina con una débil fe en la vida, y es que el Ser no necesita ningún mensaje y ninguna canalización, si acaso podríamos decir que el Ser es el Mensaje de los Mensajes. ¿Y qué es el Ser? El Espíritu que somos, la Conciencia Infinita en la que habitamos.

Es la persona la que necesita pruebas y confirmaciones, por eso a veces recurre a los mensajes, el Ser no necesita pruebas ni confirmaciones de ningún tipo, si acaso diremos que el Ser es la Prueba por excelencia y la Confirmación de todo lo que el Alma intuye. En realidad la Vida entera es toda ella una canalización, no sé qué más canalizaciones específicas esperamos poder recibir, nada ni nadie te va a poder aclarar lo que eres porque lo que eres está ya del todo claro: eres la Verdad Suprema, tu Ser Esencial es Eso.

Si los mensajes que llegan a través de estas canalizaciones tienen que ver con el dinero, con la salud del cuerpo, con el amor romántico, con los gustos y disgustos que podamos tener con la familia, con los deseos de alcanzar un puesto o de escalar a una posición más alta…todo eso es seguir dentro del sueño, esos mensajes no hacen más que perpetuar el sueño del que aún anda dormido; pero como nunca hay que rechazar nada de antemano, si la canalización tuviera que ver con una invitación a ser valientes para arrojarse de una vez por todas en los brazos del SER, es decir para zambullirse en la Conciencia Universal que somos, y si esa canalización tuviera que ver con la abdicación total de la persona y la disolución del ‘yo’, entonces sí que podríamos abrirnos a esa escucha. Si una canalización no te pone en la pista de lo que eres en esencia, poco sentido tiene esa canalización, si la canalización tiene que ver exclusivamente con lo material, lo que vas a hacer es reunir una información que en realidad no te va a servir de nada. Conozco a muchos que han recibido infinidad de mensajes canalizados y siguen igual de dormidos o más que cuando comenzaron a recibirlos.

Los mensajes canalizados aportan una información que lo que hace es 'preñar' el presente, es decir que lo condicionan, no lo dejan limpio y vacío para ser vivido desde la inocencia y la desnudez. Los mensajes canalizados crean en cierta medida una obsesión por lo que está por venir, cuando lo que está por venir es nada puesto que al ser interno nunca le sucede nada, es el yo psicológico el que juega al juego de que parece que le suceden cosas, pero eso no es más que una simple simulación.


Pierdes el alma porque alguien te dé un mensaje canalizado, sin embargo no escuchas el susurro constante de la Vida que todo el tiempo te está hablando. Más que un oráculo directo que te dicta al oído, la vida es tan sutil cuando nos habla a través de las intuiciones y de las percepciones internas, que casi ni nos enteramos cuando se está dirigiendo a nosotros.

No tienes que convertirte en algo distinto a lo que ya eres. Ninguna canalización te traerá la gracia divina, ninguna canalización te apartará de ella, y es que la vida entera es toda gracia haya o no haya canalizaciones. Si sabes cuál es tu verdadera naturaleza, ningún mensaje canalizado te traerá nada nuevo porque siempre eres y habitas en lo eternamente nuevo. No te faltan trozos, no hay que agregarte partes, ya Eres todo lo que puedes Ser.







Catalaespaña

La vicepresidenta del gobierno de España Soraya Sáenz de Santamaría 
y Oriol Junqueras, vicepresidente de la Generalitat de Cataluña, sentándose 'a negociar'.


Días feroces estos en una buena parte de la península ibérica, en un extremo de la soga hay unos que tiran muy fuerte del lado de Cataluña, del otro hay otros que tiran fuerte para el lado de España, pero por más que se esfuerzan en tirar, las cosas tienden a juntarse, y tienden a juntarse porque en su origen no están separadas, en realidad nada está separado de nada, tan sólo las palabras que estos días se lanzan hablan de separación, pero esa separación no es real. En un paseo ayer en la tarde vino a la mente ese nombre compuesto que habla de esa no separación: "Catalaespaña". Puedes reírte. Hay que reírse.

No deja de ser chocante ver estos días a muchos catalanistas negando sus profundas raíces españolas, al igual que es del todo chocante ver que en ciertas zonas de España se insulta a los catalanes por sistema. Los unos y los otros están tan inflamados por la brutal propaganda lanzada desde ambos lados, que es imposible el más mínimo razonamiento, por eso os recomiendo que no discutáis sobre este asunto político, no perdáis el tiempo, en un asunto tan visceral más vale estar un poco alejados.

Muchos habéis preguntado a lo largo del verano, y especialmente en estos primeros días de septiembre, sobre el proceso de independencia en Cataluña. Desde el punto de vista táctico se trata de una estudiada partida de ajedrez, de eso no cabe ninguna duda, es una partida de ajedrez estudiada y hasta cierto punto pactada por parte de los dos bandos. Ved esta noticia de hace poco más de un mes y entenderéis un poco de qué va el asunto, en la noticia se dice que la Generalitat pagó una deuda al Estado de más de 1.000 millones de euros con un crédito del propio Estado, y es que una cosa es lo que los políticos pactan entre bastidores y otra muy distinta lo que después se ofrece al pueblo, es un juego finamente tramado, no caigáis en la trampa de creeros nada, entre la pastilla roja o la pastilla azul, no tienes por qué elegir ninguna. Mantente libre, esa es en realidad la verdadera independencia.

A los dos bandos les interesa mucho que la cuerda se tense, al bloque nacionalista le interesa ya que quieren conquistar escaños en las más que probables nuevas elecciones catalanas cuya convocatoria estaría a la vuelta de la esquina, y al centralismo español le interesa porque quieren armar un bloque no nacionalista que detenga la escalada independentista de estos últimos años. Todo para que al final haya una negociación –muy dilatada en el tiempo- donde se instaure un pseudofederalismo que viene ya siendo anunciado, un pseudofederalismo que más o menos sería quedarnos como estamos sólo que usando otro tipo de terminología, en vez de comunidades autónomas se llamarán estados federales, se llegará a algún tipo de acuerdo fiscal y poco más.

Desde el punto de vista social y sobretodo mediático, el proceso de independencia de Cataluña es un verdadero lavado de cerebro, lo mismo para los que viven en Cataluña que para los que vivimos en otros puntos de España. Estas líneas nacen hoy para esos que han caído en el lavado de cerebro a causa de la propaganda. 

Me está gustando mucho ver que gente de inmensa valía sigue guardando sus opiniones, en parte se las guardan porque no merece la pena entrar a saco en todo este circo.

Lo que viene a continuación es para todos aquellos que buscan siempre la máxima profundidad, el tema que hoy tratamos exige también profundidad:

Segregarse de un territorio no es alcanzar la independencia, la independencia es vivir en paz, pero la paz verdadera es algo que no depende de ninguna circunstancia externa.

La verdadera inteligencia no es la que se anticipa a los acontecimientos, la verdadera inteligencia es la que está libre de toda anticipación y de toda reacción.

El idealismo nacionalista es igual de perverso que el idealismo centralista. Ninguna acción planteada desde la rivalidad llevará nunca a buen puerto, sólo los que miran de forma ecuánime y desapegada pueden ver lo que está pasando. A veces la mejor acción es no hacer nada.

La libertad no vendrá nunca de la mano de ningún sistema, sea el que sea. La felicidad nunca llegará a través de algo que venga del exterior. El deseo de liberarse es el mayor obstáculo para alcanzar la liberación.

Nunca se llevará a cabo una transformación a menos que la acción proceda de un punto de vista nunca antes vislumbrado, para que ese punto de vista llegue es preciso vaciarse, vaciarse de todo ideal, vaciarse de toda pretensión, vaciarse de todo partidismo. 

No importa de dónde eres, lo que importa es lo que eres.

Que haya sosiego, que venga la calma. Hace poco más de veinte años hubo una terrible guerra en la antigua Yugoslavia, hace muy poco tiempo hubo también algo muy gordo en Ucrania. No sirváis a ningún político, sea del color que sea y sea del bando que sea. Manteneos distantes de las revueltas pues en ellas sólo mueren los inocentes. Sed pura observación. Que vuestro corazón se convierta en una fuente de paz. Un fuerte abrazo.








La pregunta de este verano



Hice esta pregunta ocho o nueve veces este verano en distintos contextos, la hice con la máxima inocencia y sin intención de “pillar a nadie”, quiero decir que la pregunta fue hecha siempre con amor: 

-¿Qué hay dentro de un cuerpo?

-Una persona (fue la respuesta en la mayoría de los casos).

¡¡¡ Falso !!!

Dentro de un cuerpo no hay una persona, dentro de un cuerpo lo que hay es CONCIENCIA, y se puede decir incluso mejor: no es que dentro de un cuerpo haya Conciencia, sino que el cuerpo habita dentro de la Conciencia, la Conciencia engloba al cuerpo, la Conciencia lo engloba todo. No hay nada fuera de la Conciencia. La Conciencia es atemporal e impersonal, si la Conciencia es impersonal no puede haber una persona dentro de un cuerpo, la idea de que dentro de un cuerpo hay una persona es una idea usurpadora de lo real, es la mente la que construye un "yo" porque le da terror aparecer como 'nadie' ante el mundo. 

Si dentro de un cuerpo no hay una persona, tampoco hay relaciones tal como las entendemos. No existen las relaciones entre personas…¡¡¡porque la persona no existe!!! No hay un “yo” que tenga que alcanzar a un “tú” o a un "otro" ya que todo es Unidad, todo es Conciencia. Relacionarse es relacionarse con el Todo, por eso relacionarse no es 'el lazo' que individuos que se viven separados tienden a otros individuos que se viven a su vez separados de la Totalidad.

Tampoco podrás ser buena persona por la misma razón, porque la persona no existe. Querer ser mejor persona es alimentar a un fantasma. En la Conciencia nunca hay nada individual, nunca hay un 'yo' controlando nada.

Quien busca la libertad es la persona porque la persona piensa que tiene que liberarse de algo, sin darse cuenta de que su verdadera naturaleza está en la Conciencia que ya Es, una Conciencia que es Libertad pura e ilimitada.







Rober


Dado que en la tele y en los periódicos salen siempre los mismos, tocará abrir de vez en cuando ventanas a los invisibles del mundo. Todo está sostenido por la vida y por un buen número de seres anónimos, esos que nunca verás porque los esconden para que no los veas.

¿Qué decir de esta foto? Fue un regalo poder hacerla hace justo un año por estas fechas, respiré "su" silencio cuando la estaba haciendo, me pareció que en ese momento él salía de ese cuadro en la pared, igual que cuando sacan a un santo de una hornacina.

Rober tiene el semblante atravesado por algo eterno, conozco a pocos seres así, a muy pocos.

Es verdad que a Rober casi no se le entiende cuando habla, y no es que hable mal por ser síndrome de down, es que Rober habla una lengua muy antigua; lo antiguo no es lo viejo, lo antiguo es lo que casi no puede ser catalogado.

Parece como si al rostro de Roberto le hubieran desposeído de toda forma conocida, por eso se puede ver en él la huella de lo que nunca pasa, la pureza del olor de la eternidad.

Roberto es mi primo, nuestros abuelos eran hermanos, siempre que nos vemos se dirige a mí de una forma muy especial, me llama “Ajalú”, me encanta ese nombre, y más ahora que parece que todo lo árabe lo quieren borrar del mapa.

Está posando Rober para la foto junto a un ventanuco donde hay dispuestas unas teselas romanas, unas teselas aparecidas en un pueblo del noroeste de España.

Como añadido a la foto de Roberto, estas tres canciones que guardan un ‘secreto orden escondido’, las canta Juan Hedo, músico y poeta castellano de gran talento, es una grabación de hace unos años, la última canción se corta cinco segundos antes del final, la palabra que no llega a escucharse es la palabra "amar", curiosamente. Casi toda la música que ahora se escucha es ‘súbeme la radio’ y similares, por eso viene bien lanzarse a cruzar otros mares. Juan canta al margen de las modas y al margen del tiempo que marca el reloj. Juan es hijo de Jesús Hedo, poeta y amigo desde hace ya muchos años. Jesús soñó un día cuando era niño (allá en su pueblo natal de Soria), que algún día llegaría a dar clase en el mítico instituto de Segovia donde hace tiempo dio clases Antonio Machado. Y así sucedió, y es que a veces la vida permite que estas cosas se puedan cumplir, aunque es preciso recordar lo que dice Mooji en esta frase genial que hay que acoger con toda la ironía y con todo el humor del mundo: “La vida no es tan cruel como para permitir que se satisfagan todos tus sueños”.







La teoría ya te la sabes



De sobra sabes ya la teoría, has leído y has escuchado cientos de veces las mismas cosas, ya lo sabes casi todo, ahora sólo queda vivirlo, que esa inmensa teoría se convierta en algo verdadero porque de otra forma te convertirás en un ‘recitafrases’. Ninguna palabra te sacará del atolladero si es que estás en él, del atolladero se sale sin palabras, sin conceptos de ninguna clase. Deja de reenviar contenidos que ya todo el mundo conoce, deja por un rato las conspiraciones porque la mayoría son chismes para que estés entretenido, deja la política y sus miserables embrollos.

El ego se toma las historias muy en serio, y se las toma tan en serio porque esas historias le vienen muy bien para esconderse tras ellas. Sin historias el ego se acaba. Se puede vivir sin historia, se puede vivir sin historias, entonces ya no hay teoría, entonces sólo hay vida, vida que brota sin más, vida presente, vida que está más allá del drama y del sentimentalismo, más allá de los juicios y de las opiniones. El ego piensa que ha de estar en un estado constante de elección, pero eso no es verdad; al igual que sucede en la película Mátrix, si te dan a elegir entre la píldora roja o la píldora azul, no elijas ninguna, permanece libre. La mente nunca sabe hacia dónde va. No sigas a la mente. No sigas a nadie.

Que el verano se meta por fin en tus venas y te deje viviendo en un santo vacío.







Carta a los masones y a los miembros de otras sociedades secretas



Desde hace unos cuantos años conozco a varios masones, esos masones son de distinto grado dentro de la escala que ellos tienen establecida, todos son brillantes en lo suyo, sin embargo en lo profundo como que no te puedes fiar de ellos. Sí, lo digo claramente, no son de fiar. Y no lo son no porque sean malas personas, no son de fiar porque en realidad viven engañados, a quien vive engañado se le nota a la legua aunque él haga intentos por ofrecer aplomo y seguridad. Estos masones creen que saben, sin embargo ese conocimiento apenas les vale de nada.

La verdad no puede ser custodiada por unos pocos. La verdad no tiene dueño. La verdad es la Luz de la Conciencia Infinita que somos, esa Verdad Suprema no puede ser propiedad de nadie.

Están equivocados los que se creen en posesión de la verdad, si acaso estarán en posesión de algún tipo de conocimiento que les da poder o seguridad, al lado del poder y de la seguridad están siempre el control y la manipulación.

Si dentro de una estructura humana se tienen que establecer grados, es que esa estructura es una invención de la mente ya que el Espíritu que somos no tiene grados; la mente se puede estratificar, pero no la Conciencia ya que ésta no tiene estrato alguno.

Nadie se puede erigir en custodio de la verdad ya que la verdad no se deja custodiar por nadie. La verdad no se compra ni se vende, la verdad simplemente es. La verdad está disponible siempre para todos, sea cual sea su condición. Nadie puede organizar la búsqueda de la verdad porque la verdad no es una pieza de caza que se puede cobrar en una cacería.

Las religiones en su estructura interna son también sociedades secretas porque se basan en el secretismo y en la falta de transparencia.

La verdad no puede ser organizada por jerarquías o mediante escalafones, esa no es la verdad, eso si acaso será un negocio puramente humano disfrazado de altruismo y de amor por el conocimiento. El amor por el conocimiento no es el amor por la verdad.

La verdad no nace para unos pocos, la verdad no está destinada a unos que se dicen iniciados, la verdad es para todos y solamente se hace visible para los limpios de corazón.







Lo que eres no necesita educación



Lo que eres no necesita educación. La educación es para la persona, no para el Ser, y tú eres el Ser, eso no quiere decir que vayas por la vida pisoteando a los demás, no tiene nada que ver con eso. La educación ‘contiene’ a la persona, la introduce dentro de un molde, la empaqueta, hasta cierto punto podríamos decir que la somete, ciertamente la persona es como una fiera y la educación intenta amansar a esa fiera, pero es muy difícil amansar a una fiera, sobre todo si esa fiera es pura ficción como lo es la persona. La educación actual es un complejo sistema que no hace otra cosa que apuntalar al ego. ¿Y qué es el ego? El ego es la imagen que nos hemos hecho de nosotros mismos. Si toda imagen termina, termina también el ego. El ego busca siempre una situación a la que agarrarse, por eso cuando ya no hay situaciones a las que agarrarse, el ego se disuelve, esa es realmente la muerte, una muerte más real y más profunda que la del propio cuerpo. 

El Ser ha de permanecer completamente abierto y desnudo, sin forma alguna, sin nombre, sin referencia a lo que leíste o a lo que estudiaste y sin hacer caso a lo que te dijeron, y es que eso que dijeron de ti no eres tú ya que tú eres ‘algo’ que no tiene nombre, lo que eres no se puede definir. Entonces te preguntarán que por qué vives tan indefenso, te dirán que con esa falta de protección no se puede vivir, pero sabes ya que no tienes que defenderte de nada ni de nadie, no tienes que protegerte lo más mínimo. Sigue abierto y desnudo, camina limpio e inocente, no tengas ideas formadas sobre las personas y las cosas, vivete sin referencia alguna de cómo se darán las situaciones que te toca vivir. Recibe a la vida que llega sin ninguna estrategia y vacío de toda intención, de esa forma todo se presentará ante ti revestido de una hermosura nueva.








Cuando decimos



Cuando decimos que nos engañaron… lo único que se puede decir es que en el Ser profundo no hay engaño.

Cuando decimos que nos despreciaron…lo único que nos saldrá decir es que en el Ser profundo no hay desprecio.

No conocemos nada de las cosas, sólo conocemos su apariencia, pero el Ser que somos no es ninguna cosa ni es tampoco ninguna apariencia.







No dejes que te marquen como si fueses ganado


Ved el último anuncio de la cerveza española Mahou.

El anuncio está rodado en un bar casi en penumbra; un grupo de jóvenes charlan y beben alrededor de una mujer tatuadora, lo que se va viendo es que todos llevan tatuado el logo de la cerveza que se anuncia, es decir que todos llevan en la piel la marca de su amo, curiosamente la más tatuada es la propia tatuadora, lo que indica que siempre el carcelero es el más preso de todos; lo que se van diciendo unos a otros no son más que tópicos e inconsistencias, más o menos como sucede en las conversaciones de la vida cotidiana; la publicidad es una sarta de insultos que se lanzan a la cara del que la está viendo.

No te dejes tatuar, no te dejes marcar como si fueses ganado. Lo mismo que te dejas tatuar por una marca de cerveza, también te puedes dejar colocar un día un microchip, un código de barras o lo que sea; date descansos a lo largo del día con ese chip que llevas ya encima y que se llama teléfono móvil.

No te entregues a ningún dios. Eres ya Todo, sólo tienes que darte cuenta. No te dejes atrapar por lo sensorial pues lo que vemos sensorialmente no es para nada lo real. En la temporalidad todo aparece y desaparece, no te quedes con nada que tenga que ver con la materia pues todo te será arrebatado.

Sé completamente auténtico, pero no hagas el indio.

Si es verdad como dice Salvador Freixedo y otros que este Planeta es en realidad una granja humana, no es menos cierto que si sabes de verdad lo que eres, entonces ya no pertenecerás a ninguna granja. Despertar a la Luz de la Conciencia trae consigo salirse también del río de la vida de las formas y de las apariencias. No dejes que nada retrase descubrir el Ser que eres.








El ego nos hizo creer que...


El amigo que murió hace unos días vivió un último capítulo de su enfermedad realmente sorprendente, estando ya en coma profundo y habiendo dicho los médicos que su muerte era inminente, al cabo de dos días despertó y dijo a los familiares que rodeaban su cama: “Todo esto es un sueño. Somos todo luz”. Esencial sabiduría. Es como si la Vida a través de él nos hubiera traído 'eso' que tanto anhelamos conocer, es increíble que en esas ocho palabras esté casi resumido el paso del ser humano por esta Tierra.

Todo esto es un sueño, ¿alguien todavía lo duda? Quien detiene la mirada y ‘ve’, se da cuenta perfectamente de que todo esto es un sueño, lo que nos ocurre es que hay partes del sueño que nos gustan, lo mismo que hay otras que nos disgustan, y nos seguirán gustando unas y disgustando otras hasta que comprendamos de verdad que todo, absolutamente todo, es un sueño. Comprenderemos que todo es un sueño cuando el ego quede silenciado, hasta que el ego no se disuelva por completo todavía habrá partes que nos gustarán y otras que nos disgustarán mucho.

El ego nos hizo creer que las cosas ocurrirían si estábamos todo el día empujando con nuestra voluntad de hierro para que todo sucediese según la mente lo había planificado, pero es que nosotros no somos los hacedores de nada ya que nunca tenemos el control sobre ninguna cosa. Al pararnos, al detenernos, vemos con asombro que el yo individual no existe, es entonces cuando ese individuo raquítico deja de actuar y deja también de estar involucrado en todo, es entonces cuando caemos en la cuenta de que las cosas se hacen sin que uno las tenga que hacer, y es entonces también cuando vemos con claridad que cuando el ego muere… ¡tú sigues viviendo! Sigues viviendo no como una entidad individual sino como Ser, como Conciencia.

Es el ego el que no deja que 'lo otro' sea, es el ego con sus opiniones, con sus gustos y disgustos, con sus pensamientos, con sus preferencias, es el ego el que oculta que nunca hay nadie haciendo algo, es el ego con sus exigencias el que tapona 'lo que es', es el ego con su falsa capacidad para decidir, es el ego con sus eternos miedos, es el ego y su sello inconfundible: el individualismo.








Abre la puerta



Haz que calle todo lo conocido y abre la puerta a la inmensa luz de lo desconocido, ésa es la auténtica preparación para la muerte. 

Prepararse para la muerte no es otra cosa que vivir en la paz de la conciencia, quien muere en paz es porque esa paz ya habitaba dentro de él, una paz que no puede ser inventada por nada ni por nadie.



Dedico estas líneas a Jesús, fallecido hoy. Jesús, querido amigo, ya no será necesario saltar de rama en rama, ahora vas a estar siempre resguardado por el gran árbol de la eternidad.









El observador es lo observado



Recuerda que no es lo que vives, es eso que está detrás de todo lo que vives.

Cuando aún la vida no se ha presentado ante nosotros con toda su profundidad, ponemos mucho énfasis en vivir experiencias, incluso en acumularlas, como si las experiencias fueran el 'leitmotiv' de la propia vida; cuando nos vivimos de esa manera no damos importancia a la observación de las experiencias, y es que justamente ahí está la clave. Imagínate que estás observando una tormenta, notas el viento que la precede, notas también los rayos, los truenos, así como la lluvia posterior, lo importante no es la tormenta en sí, lo importante es la observación de la propia tormenta; tú no eres el que vive la experiencia de la tormenta y acumula esa experiencia para unirla a otras experiencias vividas, tú eres la pura observación de esa tormenta, eres eso que constata que lo observado eres tú mismo. La verdadera visión es la observación que ya no busca desplazarse a ningún lugar, que ya no busca resultado alguno. Tu Alma es de la misma sustancia que la Totalidad. Todo lo observado está en ti. El observador es lo observado.








Un proceso en tres fases



Nos pasamos muchos años intentando liberarnos de ALGO, quizás de una creencia, de un sistema de vida, de una ideología, de las injusticias… Nos podemos pasar también otro montón de años intentando liberarnos de ALGUIEN, quizás de una pareja con la que vivimos una estrecha relación, un jefe, un amigo, un familiar… sin darnos cuenta que de lo que se trataba era de liberarse de UNO MISMO. Liberarse de uno mismo es liberarse de todo lo que creíamos ser, da igual si nos dio por perseguir la riqueza material, el prestigio y la fama, o quizás el hecho de compararnos constantemente con los demás, por no hablar de la habitual identificación con el cuerpo y con la mente. La liberación significa liberarse de todo eso que pensábamos que era preciso llegar a hacer para ser alguien en la vida, liberarnos de cualquier proyección trazada por la mente, liberarse de la vida ilusoria, de la intelectualidad, así como de las banalidades del pensamiento mecánico. No te libras cuando intentas apartar lo que a ti llega de forma artificiosa, verdaderamente te libras cuando eres capaz de ‘ver’; ver es comprender, comprender es adentrarse ya en el camino firme de la sabiduría. 

Cuando nos liberamos de nosotros mismos aparece Eso que en verdad Somos.







Nos encontramos allí



¿Estás listo para conocer a Dios?
Entonces, ahora mismo, no toques nada,
ninguna idea, ni buena ni mala.
No te involucres en nada en absoluto.
Cualquier cosa que aparezca, solo déjala a un lado.
No te aferres a nada, incluyendo tu propia autoimagen.
Y no le des tanta importancia al dejar cosas.
En un momento dado las dejas a medida que llegan
pues no hay bolsillos para guardarlas.
Sé libre de toda implicación.
Sin nombre, sin molde, sin forma,
sin intención, sin sueños, sin aspiraciones.
Ni te mezcles ni te asocies con nada.
Si alguien viene y te toca en el hombro
y necesita ayuda urgentemente,
haz lo que sea necesario, pero no te identifiques.
Permanece internamente vacío. No se lo digas a nadie.
Cuando lo abandones todo, Él vendrá a tu encuentro. 
Conocerás a Aquel que es tu Ser.
Pero no serás capaz de hablar sobre ello.
No debe ser una experiencia que "tú" tienes.
El ser personal, el ego,
no debe sobrevivir a esta indagación, a este encuentro.
Así que no debe haber un alguien
que ha conseguido o logrado algo.
Sin nombre. Sin firma.
Deja que lo falso se queme o se desvanezca.
El maestro dijo: "Muere pero no estés muerto".
Lo que significa: muere a todas tus nociones personales de Dios, del mundo y de ti mismo.
Entonces encontrarás Eso que es No Nacido.
Este es tu Dios, tu Ser.
Haz esto.
Siéntate solo y simplemente permanece aquietado.
Esta es mi invitación.
No me hables a mí ni a nadie de esto.
Nos encontramos allí.


 -Mooji-











La función espiritual de los sueños



Magníficos cuatro minutos de Francis Lucille, magníficos por su sencillez y profundidad. Francis Lucille es francés y en este caso habla en inglés, así que los que lo necesiten pueden activar los subtítulos. Este es el resumen de lo que dice:

"La persona que actúa durante el día es diferente de la persona que actúa durante la noche, digamos que los sueños del día son diferentes de los sueños de la noche, aunque en ambos casos se trata también de sueños. Imagina que en tu vida diurna no estás casado y no tienes hijos, pero imagina también que en el sueño de la noche estás casado, tienes hijos y además te has divorciado cinco veces. Lo primero que hay que decir es que la Conciencia es la misma en ambos casos, el Yo profundo es exactamente el mismo, pero la identificación es diferente, también el cuerpo es diferente pues el cuerpo del día es diferente del cuerpo de la noche, por ejemplo a veces en la noche sientes que tienes alas y que vuelas; durante el día te identificas con unas cosas, durante la noche te identificas con otras, sin embargo LA CONCIENCIA ES LA MISMA. No somos el ego del día ni tampoco somos el ego de la noche, somos la Conciencia y no las cosas con las que nos identificamos. Esta sería pues la función espiritual del sueño, darnos la posibilidad de conocer nuestra naturaleza real que no es ni la naturaleza del día ni la naturaleza de la noche, sino la Conciencia que unifica ambos estados”.


La conciencia es una hoja en blanco sobre la que LA VIDA DIBUJA, los trazos dibujados van apareciendo, sin embargo el blanco de fondo sigue ahí, al final el dibujo está ya hecho y el blanco de la hoja sigue estando y siempre estará. La conciencia es esa hoja en blanco donde todo aparece y donde todo desaparece.








Como el niño



Como el niño que se entretiene con sus juguetes y se olvida del hambre y hasta del dolor, así el sabio es feliz por haberse olvidado de las nociones de "yo" y "mío".


Shankara    (Vivekachudamani 537)










El pensamiento espontáneo y el pensamiento elaborado


El pensamiento espontáneo es el que nace natural y fresco, es un pensamiento hijo de la intuición; el pensamiento espontáneo no tiene el peso de la memoria; el pensamiento de un niño es siempre pensamiento espontáneo ya que un niño no maquina ni traza planes enrevesados; el pensamiento espontáneo no se ha de confundir con el pensamiento alocado o inconsciente; el pensamiento espontáneo es la pureza misma del corazón.

El pensamiento elaborado por el contrario es el pensamiento de la mente que mide y calcula. Ningún pensamiento elaborado mejora nunca nada, más bien lo empeora todo. Desde el pensamiento elaborado sólo pueden nacer respuestas limitantes y acciones limitadas, no así desde el pensamiento espontáneo ya que éste es la acción pura desinteresada.

El pensamiento elaborado se toma a sí mismo como algo independiente, por eso a menudo se convierte en un instrumento de defensa y a veces de agresión.

El pensamiento espontáneo sabe que no sabe nada de la vida, por el contrario el pensamiento elaborado cree que sabe, justo de ahí es de donde nacen los peligros, el mayor peligro sin duda es la soberbia.

No obstante lo que eres es anterior a cualquier pensamiento, ya sea el pensamiento espontáneo o elaborado. Eres el Todo, eres la Conciencia infinita, esa es la sabiduría escondida a los poderosos y revelada a los humildes de corazón. 







Disección del yo


Ayer me escribió una persona que quería saber mi opinión sobre la fiesta del orgullo gay que se celebra estos días en Madrid. No es relevante mi opinión personal pues la persona no es más que un simple artefacto mental, en realidad la persona no existe, la persona siempre dará una respuesta limitada. Lo que viene a continuación no nace de la persona, nace de otro lugar, nace de la intuición y sobretodo nace del amor que está más allá de cualquier apariencia. Lo que vas a leer no tiene nada que ver con estar a favor o en contra de algo, estar a favor o en contra de algo no es más que el simple reflejo de una mente condicionada.

Tú no eres eso que aparece en el mundo de la forma, tú no eres todo eso externo con lo que te identificas, ya sea que te identificas con unos gustos particulares condicionados que indican que prefieres acostarte con hombres, o bien con otros gustos también particulares y condicionados que indican que prefieres acostarte con mujeres. Tú no eres eso, tú te crees que eres eso, pero ese no es el yo profundo que te sustenta. Tu Ser interno no es homosexual ni heterosexual ni transexual, esa es si acaso la capa superficial que te tiene viviendo aún dentro del sueño de una mente ilusoria. Eres pura conciencia y no los devaneos de un cuerpo limitado en el tiempo.

Así que se acabaron los análisis de cara a la galería, se acabaron los tópicos, se acabó el enfrentamiento que nace del condicionamiento. ¿Y de dónde nace el condicionamiento? El condicionamiento nace del yo psicológico, por eso lo que hay que hacer es tratar de diseccionar a ese yo, así que pongámonos a la tarea, una tarea que requiere mucha honestidad y mucha profundidad. Este blog se ha estado preparando durante varios años para que los que lo lean lo puedan entender.

El yo psicológico no es más que un pensamiento de los muchos que vienen a la mente, en realidad el yo nace de la memoria, una memoria que tiene registros de una actividad determinada dependiendo de las filias y de las fobias que te haya tocado vivir a lo largo del tiempo.

El yo es un toro bravo que reacciona ante cualquier trapo rojo que le pongas delante, por eso el yo se defiende, el yo ataca, el yo se agita, el yo se angustia, y todo para garantizar su propia continuidad. El yo es el gallo en un gallinero lleno de pensamientos y de sentimientos ilusorios. El yo es un artefacto que vive de conceptos condicionados como 'soy gay', 'soy hetero', 'soy trans',  o soy cualquiera de las mil modalidades (todas condicionadas) que tiene la vida en la forma.

El yo es una energía artificiosa que construye la mente pensante, una mente que aún no sabe que el mundo de los sentidos externos no tiene consistencia alguna. El yo se considera un objeto separado del Todo cuando lo real es que está íntimamente ligado al Todo. 

El yo está siempre instalado en la reacción en vez de en la escucha, y es que sin escucha no hay vida; la vida verdadera es una escucha que no tiene límites.

El yo es una defensa ante el miedo que da no ser nada ni nadie; te has ido construyendo un yo porque aún no has acertado a comprender la esencia de esta vida que te está viviendo. La verdadera identidad no consiste en ir cambiando de apariencia externa, la verdadera identidad, que es habitar en el Ser interno, hace que puedas escapar de la cárcel de las formas y vivir en la esencia de lo que eres.

Nunca hay libertad si te reconoces como un yo particular, la libertad viene cuando te reconoces como silencio, un silencio que hace nacer lo real, el nacimiento de lo real te hace ver todo como es y no como crees que es.

El yo psicológico está lleno de imágenes, sin embargo el yo profundo no juega ya con ninguna imagen, con ninguna proyección. Tú no eres ese cuerpo ni esos abalorios que te pones, no eres eso que te dijeron que eras, no has sido nunca libre para elegir nada, en realidad nunca elegiste ninguna cosa; la persona está siempre atada de pies y manos, no así su Ser interno.

Cuando el yo colapsa cesan todos los significados ocultos de lo que pasa y sólo queda eso que pasa, es decir lo que es. Lo que es no necesita de ninguna máscara.

El yo psicológico no puede realizar nunca ningún cambio, los auténticos cambios no suceden nunca a través de ningún proceso mental.

El Ser no tiene nunca nada que reivindicar, el Ser no tiene ni orgullo ni rabia ni pena ni tristeza, al Ser nunca le ha sucedido nada; el Ser interno camina siempre sobre las aguas de cualquier circunstancia.

Un fuerte abrazo.








Dos tipos de artistas



Es fácil ver que hay dos tipos de artistas. Están los artistas que no hacen otra cosa que afirmar su personalidad, son estos artistas los que se dejan llevar por una mente especulativa ya que piensan antes que nada en la repercusión mediática de lo que hacen, también en la fama de su obra, y por supuesto que en su vida casi todo está encaminado a ver cuánto dinero van a ganar; y están los otros artistas, los que se mueven por pura inspiración, esos que nunca tienen en cuenta las cuestiones materiales, estos artistas son los que de verdad nos asombran, ¿por qué será que son estos últimos los que casi siempre mueren pobres y olvidados?

Una cosa es la expresión artística, otra muy distinta el objeto artístico. En la expresión artística no hay ninguna finalidad, de hecho todos somos artistas, que es lo mismo que decir que todos llevamos un artista dentro, un artista nacido de forma espontánea sin ningún tipo de formación académica ni de proyección hacia el exterior, un artista que no busca nada y que no quiere nada; cosa muy distinta es el objeto artístico, y es que el objeto artístico es por lo general ‘algo’ que se ‘extrae’ de la vida para especular con ello, especular quiere decir que ese objeto va a suponer la realización para alguien, puede suponer también una ganancia económica, y por supuesto puede suponer prestigio y fama. La naturaleza siempre nos maravilla por su inigualable expresión artística, es sin duda la más honda expresión porque en la naturaleza no hay ningún autor que reivindique nada, no escuchamos a nadie decir “esa montaña la he hecho yo o ese río es obra mía”, por el contrario en el objeto artístico siempre está la firma de ese yo persistente que necesita reafirmarse a cada paso. Un niño es pura expresión artística, sin embargo el niño no genera objetos artísticos pues la mente del niño no es una mente especulativa, así es la pequeña pintura que adorna este apunte, una pintura hecha por un maravilloso niño, un artista por los cuatro costados. Es hermoso ver cuando un artista no se considera artista, es hermoso también ver que ese artista no firma lo que hace porque entiende que todo es arte sin nombre, sin duda el verdadero arte del futuro.