Todas las preguntas tienen respuesta


Sí, todas las preguntas tienen respuesta. Tienen respuesta las pequeñas preguntas y también las preguntas grandes. 

El silencio es la respuesta a todas las preguntas. 

El Silencio es la voz de Dios. 

Dios no habla con palabras que se puedan oír.

El silencio no es una disciplina, el silencio es simplemente comprender. Comprendes en la misma proporción en la que vives, vives en la misma proporción en la que comprendes.

El río más profundo es siempre el río más silencioso.



En la foto, el nacimiento del río Mundo (Riópar, Albacete, España).