En el principio era el silencio



En el principio era el silencio, y el silencio era Dios, y Dios era y es lo ilimitado. Más tarde vino la palabra, y la palabra era y es lo limitado.