Dos tipos de artistas



Es fácil ver que hay dos tipos de artistas. Están los artistas que no hacen otra cosa que afirmar su personalidad, son estos artistas los que se dejan llevar por una mente especulativa ya que piensan antes que nada en la repercusión mediática de lo que hacen, también en la fama de su obra, y por supuesto que en su vida casi todo está encaminado a ver cuánto dinero van a ganar; y están los otros artistas, los que se mueven por pura inspiración, esos que nunca tienen en cuenta las cuestiones materiales, estos artistas son los que de verdad nos asombran, ¿por qué será que son estos últimos los que casi siempre mueren pobres y olvidados?

Una cosa es la expresión artística, otra muy distinta el objeto artístico. En la expresión artística no hay ninguna finalidad, de hecho todos somos artistas, que es lo mismo que decir que todos llevamos un artista dentro, un artista nacido de forma espontánea sin ningún tipo de formación académica ni de proyección hacia el exterior, un artista que no busca nada y que no quiere nada; cosa muy distinta es el objeto artístico, y es que el objeto artístico es por lo general ‘algo’ que se ‘extrae’ de la vida para especular con ello, especular quiere decir que ese objeto va a suponer la realización para alguien, puede suponer también una ganancia económica, y por supuesto puede suponer prestigio y fama. La naturaleza siempre nos maravilla por su inigualable expresión artística, es sin duda la más honda expresión porque en la naturaleza no hay ningún autor que reivindique nada, no escuchamos a nadie decir “esa montaña la he hecho yo o ese río es obra mía”, por el contrario en el objeto artístico siempre está la firma de ese yo persistente que necesita reafirmarse a cada paso. Un niño es pura expresión artística, sin embargo el niño no genera objetos artísticos pues la mente del niño no es una mente especulativa, así es la pequeña pintura que adorna este apunte, una pintura hecha por un maravilloso niño, un artista por los cuatro costados. Es hermoso ver cuando un artista no se considera artista, es hermoso también ver que ese artista no firma lo que hace porque entiende que todo es arte sin nombre, sin duda el verdadero arte del futuro.