La teoría ya te la sabes



De sobra sabes ya la teoría, has leído y has escuchado cientos de veces las mismas cosas, ya lo sabes casi todo, ahora sólo queda vivirlo, que esa inmensa teoría se convierta en algo verdadero porque de otra forma te convertirás en un ‘recitafrases’. Ninguna palabra te sacará del atolladero si es que estás en él, del atolladero se sale sin palabras, sin conceptos de ninguna clase. Deja de reenviar contenidos que ya todo el mundo conoce, deja por un rato las conspiraciones porque la mayoría son chismes para que estés entretenido, deja la política y sus miserables embrollos.

El ego se toma las historias muy en serio, y se las toma tan en serio porque esas historias le vienen muy bien para esconderse tras ellas. Sin historias el ego se acaba. Se puede vivir sin historia, se puede vivir sin historias, entonces ya no hay teoría, entonces sólo hay vida, vida que brota sin más, vida presente, vida que está más allá del drama y del sentimentalismo, más allá de los juicios y de las opiniones. El ego piensa que ha de estar en un estado constante de elección, pero eso no es verdad; al igual que sucede en la película Mátrix, si te dan a elegir entre la píldora roja o la píldora azul, no elijas ninguna, permanece libre. La mente nunca sabe hacia dónde va. No sigas a la mente. No sigas a nadie.

Que el verano se meta por fin en tus venas y te deje viviendo en un santo vacío.