“El ser humano no piensa, tan sólo sintoniza los pensamientos”.



Habréis oído mil veces eso de “ten cuidado con lo que piensas porque de eso depende la vida que vas a vivir”. No tengas miedo de lo que vas a pensar porque pensar no depende de ti, de hecho nadie sabe lo que va a pensar, los pensamientos llegan y el cerebro los capta, pero tú no ‘generas’ esos pensamientos. Hay algo muy curioso de observar, y es que nadie sabe cuál va a ser su próximo pensamiento, que nadie sepa cuál va a ser su próximo pensamiento es una prueba irrefutable de que dentro de un cuerpo no hay un ‘yo’ sino simplemente Conciencia impersonal.

El ser humano no piensa, el ser humano lo único que hace es sintonizar los pensamientos, es decir que los pensamientos no están generados dentro del cerebro sino captados por éste, el cerebro sintoniza paquetes de pensamientos que viajan en constante vibración por el campo tridimensional terrestre.

La mente no son sólo los pensamientos, la mente es algo muy amplio dentro de lo cual se incluyen también los pensamientos. El doctor Jorge Bonino explica muy bien todo esto, algo de innegable complejidad que sin embargo es fácil de entender.

¿El pensamiento se puede detener? A muchas personas que lo preguntan se lo digo casi a diario: el pensamiento no se puede detener, lo que puedes hacer es darte cuenta de que no eres tú quien está creando los pensamientos. ¿Quién se da cuenta entonces de que no somos nosotros los autores de nuestros pensamientos? Pues un resorte que lo contempla, es decir la Conciencia. Eres Conciencia impersonal, pero no una persona en constante autoría de todo lo que le sucede.

Si el ser humano no genera sus propios pensamientos, ¿dónde queda entonces el libre albedrío? Os lo podéis imaginar.