La muerte es otra creación más del pensamiento



Sonrío cuando oigo a los científicos decir que están a punto de descubrir cómo se originó la vida… Nunca se sabrá el origen de la vida porque la vida no tiene origen. Lo que llamamos vida no tiene causa. ¿Realmente sabemos lo que es la vida, tenemos la más mínima noción de lo que puede ser? Para poder realizar un acercamiento a lo que puede ser la vida, vamos a tratar de centrarnos en el tema de la muerte, un tema que me toca tratar bastante a menudo, lo trato teóricamente y también desde el punto de vista práctico, quiero decir que en bastantes ocasiones acompaño a personas que están viviendo algún proceso de muerte, a veces eso ocurre a través de la muerte de algún familiar, a veces se trata de la muerte del yo psicológico, sin duda que la muerte del yo psicológico es una muerte mucho más profunda que la muerte del cuerpo físico, la muerte del cuerpo físico es en la mayoría de los casos algo puramente ‘funcional’ y ‘liberador’.

No hay nadie que no esté muriendo a cada instante, todos estamos muriendo ahora mismo, es una realidad incuestionable, irrefutable; mueres cuando te vas a dormir, mueres después de cada pensamiento que tienes, te mueres al bostezar, te mueres al hablar, te mueres al cantar, al reír, al llorar, te mueres lo mismo si estás sano que si estás enfermo. Eres la muerte andante; mueres al cerrar un momento los ojos, mueres mientras viajas, mueres mientras planeas las tareas de hoy y de mañana, mueres lo mismo si estás triste que si estás alegre, mueres aún sin saber que estás muriendo. La muerte es algo que sucede a cada segundo que pasa, eso es lo que constatamos, que todo el tiempo estamos muriendo. Aunque vamos muriendo a cada instante, también vemos que hay algo que permanece, y eso que permanece no es otra cosa que la Conciencia. La Conciencia siempre es, la Conciencia siempre está, no hay un solo instante en el que no haya Conciencia, da igual si estás despierto o dormido. Si la Conciencia siempre es, ¿dónde está la muerte y su tremendo poder? Si siempre hay Conciencia, ¿dónde está esa muerte a la que tanto tememos? No hay muerte por ningún lado. La Conciencia es la vida, no el cuerpo, no estamos vivos porque tenemos cuerpo, estamos vivos porque somos Conciencia.

La muerte es otra creación más del pensamiento, lo mismo que es una creación del pensamiento intentar descubrir el origen de la vida; la vida no tiene origen, y si la vida tuviera un origen… ¡ese origen seguiría siendo la vida misma! La vida es eterna y lo eterno ni comienza ni acaba, solamente comienza y acaba lo temporal, y hasta lo temporal es también eterno, de eso hablaremos ya otro día.