El gran problema de la espiritualidad



El gran problema de la espiritualidad es que siempre ha querido que la vida sea más de lo que es, siempre ha querido y quiere más cielo, más reencarnación, más arrebatos místicos, más iluminación personal, más redentores, más salvadores, más canalizadores, más maestros ascendidos, más vida en el más allá, más brillos de todo tipo, es decir que por querer tanta cosa ‘sobrenatural’ se ha olvidado de lo ‘natural’, lo natural es lo que es, lo sobrenatural es lo que la mente imagina que debería ser.