Dióxido de cloro para el tratamiento del coronavirus (DOS)



Este testimonio llegó anoche a mi teléfono móvil: "Buenas noches Raul, ayer por la tarde Jorge, mi hijo, (14 años) comenzó con un cuadro febril que por la noche alcanzó los 39º, así que preparé el dióxido de cloro y se lo fue tomando, a las dos horas mi mujer le dio un preparado de homepatía que entre otras cosas llevaba Bryonia, cuando estaba tomando la segunda dosis comenzó a sudar de tal manera que se tuvo que cambiar de pijama al igual que toda la ropa de cama. A las 8 de la mañana ya no había fiebre. Ha estado bien durante todo el día. Ahora mismo está perfectamente, lo tengo justo al lado pues nos hemos puesto a ver una película, estamos viendo "Los Siete Samuráis". Tan sólo quería contártelo. Gracias y un abrazo. 

De este estilo son todos los testimonios que están llegando. Yo no busco los testimonios, simplemente me llegan.

La libertad de información está protegida por la Constitución, yo informo y luego que cada cual haga lo que crea conveniente.

Yo no te voy a decir lo que tienes que tomar, sólo te voy a contar lo que yo hago, luego tú haces lo que quieras. Mi vida no depende de que tú tomes o no tomes algo. Lo que vas a leer no se basa en un acto de fe sino en cientos y miles de personas que han constatado que funciona, yo soy uno de ellos. La base de lo que cuento es la letra F de los protocolos de Andreas Kalcker, que a su vez es el protocolo vírico 115 del tradicional MMS.

Lo que hoy escribo es de mi puño y letra, ha nacido de la experiencia directa, no lo he copiado de ningún libro ni de ninguna página de internet. Llevo muchos años con este remedio a mi lado, me refiero al dióxido de cloro, me he visto obligado a usarlo porque mi salud nunca ha sido de las buenas sino de las regulares, este remedio me ha ayudado a mí, a mi familia, también a mis amigos, es un remedio que es muy bueno para los animales, quizás por eso a mí me sienta tan bien. No pretendo convencer a nadie de nada. No hago propaganda. Repito una vez más que no quiero vender nada. No tengo ningún negocio relacionado con esto ni con nada. Se trata de un remedio que puede ser muy útil ahora mismo. El virus que nos tiene confinados en este momento, es peligroso, de eso no hay ya ninguna duda.

El MMS, el CDS y el dióxido de cloro son la misma cosa. Los tres parten del clorito de sodio, el clorito de sodio no tiene nada que ver con el hipoclorito de sodio que es la lejía, son por completo diferentes. El dióxido de cloro no es lejía. Es muy importante aclarar esto.

Hay dos maneras de hacerlo: la primera se llama CDS, es la forma digamos 'más moderna'. El CDS se tolera mejor que el MMS tradicional, básicamente los dos actúan de la misma forma aunque ya digo que el CDS tiene mejor tolerancia porque el clorito de sodio se mezcla con ácido clorhídrico y no con ácido cítrico como en el MMS convencional. 


Y esta es la otra manera de hacerlo, así es como lo hago yo. En una botella de un litro de cristal que esté bien limpia y bien seca, poned 9 gotas del portador MMS (clorito de sodio) y 9 gotas del activador (acido cítrico), si no se tiene el activador poner 9 gotas de limón o de lima, también se puede usar vinagre como activador, el nuevo MMS viene con ácido clorhídrico como activador para que ya no produzca molestias gástricas o intestinales. Si la botella no está seca hacer la mezcla en un vaso seco y verterlo luego en la botella. El activador y el portador tardan aproximadamente un minuto en reaccionar pasando del color claro como si fuese agua al color amarillo como si fuese aceite de girasol. Después de que se hace la mezcla, se rellena con agua hasta arriba, ese agua tiene que ser de manantial, puede ser también agua destilada, no puede ser agua del grifo para que no se mezcle el clorito de sodio (MMS) con el hipoclorito de sodio (lejía). Una vez que hayamos llenado la botella hasta arriba, la dividiremos exteriormente en ocho partes, para ello utilizaremos una cinta métrica o una regla, las divisiones las haremos con un rotulador permanente para que no se borren. Beberemos una porción cada 15 minutos durante dos horas. Es preferible tomarlo siempre entre horas, que nunca nos pillen las comidas por el medio. Si después de las dos horas ha hecho efecto, no hay que seguir tomando, si ves que no ha hecho efecto, descansas por ejemplo una hora y te dispones para hacer un nuevo preparado añadiendo más cantidad, por ejemplo 11, 12 o 13 gotas, se puede llegar hasta 14, depende de la gravedad de lo que estemos tratando. Siempre dosis pequeñas antes que pasarse con dosis muy elevadas. El MMS y el CDS actúan por oxidación, el MMS y el CDS oxidan al virus y lo matan, oxidación quiere decir quemar. El CDS se puede tomar de forma preventiva, por el contrario el MMS es mejor tomarlo cuando ya aparezcan los síntomas.

No tiene contraindicaciones, la tolerancia en general es muy buena, únicamente está contraindicado para todos aquellos que estén tomando anticoagulantes, el MMS es en sí mismo un anticoagulante.  El MMS no se inyecta, sólo se toma por vía oral. El CDS sin embargo se puede inyectar, de hecho en algunos lugares se está inyectando CDS a enfermos de coronavirus que se encuentra ingresados en los hospitales, los resultados están siendo excelentes.

"Posiblemente el dióxido de cloro sea el descubrimiento más importante que se ha hecho en el terreno de la salud en los últimos cien años", es lo que dice Andreas Kalcker. ¿Por qué dice esto Andreas? Lo dice porque tiene razones para decirlo. Ahora mismo hay científicos de bajo perfil que reúnen más sabiduría que los científicos que reciben premios de renombre, no quiero decir con esto que los científicos de renombre no sean útiles para la sociedad, por supuesto que lo son. 

El dióxido de cloro sólo se puede comprar por internet porque los que nos gobiernan lo prohibieron en la venta directa, además lo han perseguido hasta el extremo, es realmente barato y es muy fácil conseguirlo. Hungría lo ha legalizado ya y se pude conseguir en las farmacias con un nombre comercial que ahora mismo no recuerdo. Estos días están restringidos los envíos para las compras por internet, podría no ser tarea fácil comprarlo aunque sé de gente que ya lo tiene, lo ha pedido en estos últimos días y le ha llegado sin problema. Yo lo tengo siempre en casa porque lo considero de primera necesidad. ¿Por qué han perseguido tanto el MMS? Porque funciona. En China saben muy bien que funciona. El MMS tiene muchas variantes de uso, lo mismo que el CDS. Por cierto que el CDS sí que se consigue en España aunque de forma muy irregular, en cada provincia hay varias personas que saben hacerlo y que lo usan frecuentemente. Ten por seguro que si lo necesitas lo vas a buscar y seguramente lo encontrarás. Cuando el otro día enfermó mi hijo y se vio ‘obligado’ a tomarlo, le dije: "Esta vez vas a tener que creer a tu padre, ahora le vas a tener que creer porque no te queda más remedio, te va la vida en ello". Naturalmente todo se dijo con una buena sonrisa, el momento era duro y había que rebajar la tensión.


Está muy difícil poner links a páginas donde se cuente por escrito más cosas sobre el dióxido de cloro ya que prácticamente todas han sido barridas del mapa debido a la inquisición digital que estamos viviendo, una inquisición realmente alucinante, de verdad que cuesta trabajo creer que haya tantos censores y tan aplicados. Ved este vídeo del gran médico español Gabriel Ruiz. Los censores del sistema han intentado ir también a por Gabriel Ruíz, pero este tiene más tablas que Alain Delon y de momento no han podido tumbarlo. Como le he dicho alguna vez a algún amigo, ten por seguro que tendremos alguna protección en algún sitio, seguro que la tenemos porque sino estos demonios nos habrían clavado ya el tridente.

Muy bueno este vídeo de Andreas Kalcker, es una joya, es una joya el vídeo, también es es una joya el propio Andreas cuando cuenta algunas cosas. Veréis que a ratos quitan el sonido del vídeo, hacen diabluras los diablos para que no lo veamos con comodidad. Descargadlo porque igual lo quitan. También podrían quitar este apunte de Facebook, no sería extraño.

También os quiero hacer esta recomendación que es complementaria con las tomas del dióxido de cloro. Recomiendo tomar varios vasos al día de agua templada de manantial con unas gotas de limón o de lima, y cada segundo día podéis tomar también bicarbonato. Del agua templada con limón o lima conviene tomar como mínimo un vaso por la mañana y otro por la tarde. El bicarbonato se prepara así: templar un poco más de medio vaso de agua, poner un tercio de una cucharadita pequeña de las de café, remover bien hasta que se disuelva completamente y tomarlo, preferentemente una hora después del desayuno, de la comida o de la cena. Después de tomar el bicarbonato conviene no comer ni beber nada en una hora o en hora y media.

Esto es una guerra y las guerras duran su tiempo, esta guerra de ahora va a durar varios meses, conviene estar preparados porque pueden llegar más eventos en cadena. En pocos días aparecerán las depresiones por el encierro involuntario y habrá que dar un nuevo toque, si es que se pueden dar toques porque es muy posible que durante un tiempo no haya internet ni móviles ni nada. Está dentro de lo posible, de lo muy posible. Si eso sucede, siempre calma, siempre tranquilidad. Todo es transitorio, todo es pasajero, no hay nada que dure para siempre. Que nada te turbe. Que nada te espante.

No pretendo suplantar la encomiable labor de ningún médico, lo único que he hecho es contar mi experiencia. Esto que hoy sale escrito es sobre todo para los enfermos y sus familiares, para que tengan una herramienta en casa con la que valerse. La ciencia oficial tiene sus herramientas y yo no las rechazo, al contrario agradezco que estén ahí, lo único que pido es que la ciencia oficial admita de una vez que hay otras herramientas y que no se pueden ni se deben esconder ni censurar, el mundo nuevo que viene es de colaboración, no es de aniquilación y suplantación.