Muchos están tomando "la sustancia", aunque lo hagan en secreto


 
Pues sí, hay mucha gente que está tomando “la sustancia”, aunque naturalmente lo hacen de extranjis, en España la expresión ‘de extranjis’ quiere decir 'en secreto', sin que nadie se entere. Con la persecución que estamos viviendo, la discreción se impone. Sobrevivir en medio de una dictadura tan brutal como la que estamos padeciendo, requiere a veces algo más que tacto e inteligencia.

Me consta que 'la sustancia' es usada por médicos, bomberos, policía nacional, guardia civil, militares, veterinarios,  la usan los niños y los ancianos, la utilizan mucho los profesores, también los alumnos, un montón de agricultores se están valiendo de ella, no sé la cantidad de gente que ahora mismo la puede estar tomando, es muy posible que la estén tomando también los mismos que la censuran, y es que los traidores y los mentirosos nunca dicen lo que de verdad hacen.

En 1988 la NASA declaró que esta sustancia era un “antídoto universal”, y ya lo creo que lo es pues ayuda a que te puedas sanar de enfermedades grandes y pequeñas.

Es más difícil hacer una tortilla de patata que aprender a hacer CDS.

¿Qué es en realidad 'la sustancia'? Es oxígeno estabilizado. Cuando tomas la sustancia a los cinco minutos tienes 99 de saturación de oxígeno, lo puedes medir con un oxímetro, quien toma de forma regular 'la sustancia' lo que está haciendo es introducir oxígeno en el cuerpo, además sin ningún efecto secundario, un cuerpo oxigenado es una fuente permanente de salud.

Si yo contara en un libro la experiencia de estos últimos 11 meses relacionados con "la sustancia", -estoy hablando de una experiencia directa vivida día a día-, diríais que soy un fantasioso, por eso creo que lo mejor es no decir nada, de momento. Prácticamente todos los que la han tomado han salido adelante de cualquier problema de salud que hayan podido tener, la gran mayoría están sanos y viviendo sin miedo, no han tenido efectos secundarios de ningún tipo, no tienen temor a contagiarse de nada porque a nivel psicológico se sienten protegidos. "¿Y si resulta que eso que tomas no es más que un placebo?", me han preguntado a veces. Mira, la vida entera es un placebo y sin embargo aquí estamos viviéndola a pecho descubierto. 

Me consta que 'la sustancia' no es un placebo, es una fórmula química que funciona de maravilla. De esta forma actúa 'la sustancia': "La fórmula química es ClO2, es decir un ion de cloro por dos iones de oxígeno. "La sustancia" no sólo aporta oxígeno, también el ion de cloro es un oxidante eficaz en la lucha contra las bacterias, virus, hongos y parásitos, la oxidación se produce con la actuación conjunta del oxígeno y el ion de cloro. Esta combinación única es, además, extremadamente soluble en agua, ya que se disuelve mucho más que la propia sangre, que es más espesa, esta solubilidad hace que pueda aportar oxígeno a lugares del cuerpo donde normalmente no llega, como por ejemplo los cartílagos, los líquidos amnióticos, o las mucosas. "La sustancia" ayuda a eliminar metales pesados presentes en las vacunas, por ejemplo el aluminio y el mercurio. "La sustancia" es muy efectiva para paliar los efectos de la quimioterapia y de la radioterapia. "La sustancia" es muy efectiva en el tratamiento de la artritis y de la artrosis, también es muy buena para acabar con la fibromialgia y con un montón de dolencias más. "La sustancia" corrige arritmias, apneas del sueño y problemas hepáticos graves", entre otras muchas cosas. 'La sustancia' se dirige sólo a las partes ácidas del cuerpo, esta sustancia viene a abrir el campo para una nueva medicina que está aquí ya llamando a la puerta".

¿Por qué esta sustancia está siendo tan perseguida? En marzo y en abril de 2020 esta sustancia tiraba literalmente por los suelos la plandemia, si se hubiera usado de forma masiva todo se hubiera acabado en quince días. Estamos hablando de un remedio muy efectivo y muy barato que podría hacer que desaparecieran más de 4.000 medicamentos 'convencionales'. El Big Pharma no puede permitir que por 20 euros una persona consiga salir de un parkinson en menos un mes, eso es lo que cuesta un kit de esta sustancia; no concibe la farmaindustria que un enfermo con cáncer terminal consiga salir adelante en dos meses sin quimio ni radio, lo mismo que un enfermo de alzheimer mejore notablemente, los que toman Sintrom dejan de tomarlo porque precisamente 'la sustancia' es un excelente anticoagulante, la gente deja también de consumir antidepresivos porque 'la sustancia' es un antidepresivo contrastado, todos los antiinflamatorios se van a pique, al igual que la mayoría de los antipiréticos, en fin que estamos hablando de una enorme transformación a la hora de entender que si tienes 'la sustancia' en casa, prácticamente no necesitas nada más pues tu estado de salud va a ser muy bueno.

El grueso de lo que aparece en este apunte es una opinión personal, todo parte de mi propia experiencia, por eso la información que se ofrece hoy aquí de ninguna manera puede ser considerada falsa, se podrá estar de acuerdo o no con la referida información, pero no es falsa porque repito que es fruto de mi experiencia personal. Tenemos libertad de opinión y libertad de información, así aparece recogido en nuestra Constitución. Yo no vendo nada, ningún producto, ninguna sustancia, tan sólo me limito a dar mi opinión en relación a una sustancia que utilizo desde hace años, es un aviso para navegantes, me refiero a esas 'agencias verificadoras de noticias', es decir al Ministerio de la Verdad, que quede claro que no vamos a consentir desacreditaciones personales en la prensa como ya ocurrió meses atrás, sabemos que el virus de la censura sigue muy encarnizado, prueba de que no quieren que se sepa la verdad de lo que está pasando.

Esto que ahora voy a decir también es importante. ¿Todos se curan con "la sustancia"? Pues no. Efectivamente no todos consiguen salir adelante, por ejemplo el que tiene descargado el programa para irse se va a ir tome lo que tome y haga lo que haga, sin embargo otros que no tienen descargado ese programa sí que se pueden curar, aunque como digo no siempre sucede, por eso hay que ser muy flexibles con las personas que eligen otras opciones. ¿Cuándo podemos saber que una persona tiene descargado el programa para partir? Si por ejemplo es un anciano y nos dice que ya no quiere comer, es que tiene el programa descargado para abandonar esta tercera dimensión. Aunque la sustancia es ciertamente una maravilla, no estamos aquí para juzgar ni para aparecer como salvadores de nadie, que cada cual tome el camino que considere más oportuno, que cada cual escoja libremente lo que mejor le conviene. 

Aquí tenéis al héroe de "la sustancia", hace unos días ha dejado tiritando a dos periodistas que iban un poco subidos de tono mientras le preguntaban. Estas son las palabras del titán alemán, estamos hablando de un biofísico valiente y paciente que hace ya muchos años se puso a hablar con gran respeto hacia todos, pero sin miedo: "Hay más de 4.000 médicos de 22 países que a diario están publicando que "la sustancia" funciona y que además lo hace con todas las garantías, si los periodistas no escuchan estos testimonios es su problema. Ya no se puede esconder la evidencia. Médicos militares de Méjico y de Bolivia están usando "la sustancia" con gran éxito. Repito: no se puede hacer caso omiso del testimonio de 4.000 médicos que lo están utilizando. Yo tengo las patentes y tengo los datos, pero ahora son esos miles de médicos los que están afirmando que funciona. Quizás lo que yo hago está molestando a algunas personas que están en el poder, sigan la pista del dinero y se darán cuenta de por qué impiden que "la sustancia" llegue a la gente". 

El doctor Manuel Aparicio Alonso cuenta cómo ha tratado y trata a miles de pacientes con "la sustancia".  La gente que toma 'la sustancia' de forma profiláctica ya está vacunada, 'la sustancia' es la verdadera vacuna.

Hay un proyecto de ley del gobierno de Brasil que obliga a los servicios de salud a suministrar "la sustancia" para tratar la covid-19, lógicamente el paciente puede decidir usarla o no.

Nos engañan cuando hablan mal de "la sustancia", se trata de informaciones que vienen de los medios oficiales y que no son fieles a la verdad, quien lo cuenta es la doctora Rita Denegri que comienza diciendo: "Me he cansado ya de escuchar las falsas afirmaciones que abundan en relación a "la sustancia".

Esta sustancia ha venido para quedarse, ha venido también  para unir a la humanidad. Todos los que están sanando ahora  se van a sentir unidos a los que también sanaron tomando esta sustancia tiempo atrás. Millones de personas agradecidas en todo el mundo que han sanado contra todo pronóstico se están uniendo a otros que ahora empiezan a conocer el beneficio tan grande de esta sustancia tan increíble. Y sin hacer ningún ruido. Secretamente. Discretamente. Nos da igual que nos persigan o no. Esta sustancia no es ilegal por más que digan. Cuando algo es de verdad, es imparable. En épocas de grandes tribulaciones la Vida deja señales alentadoras que nos permiten salir adelante, cuando peor lo estamos pasando la Vida nos dice que no tiremos la toalla porque de todo se sale, y de esto también vamos a salir. La época que estamos viviendo nos ha devuelto a todos a la supervivencia,  sobrevivir al fin y al cabo no es otra cosa que no rendirse nunca.