Todos estamos siendo probados

 



Todos estamos siendo probados, lo mismo los médicos que los jueces, también los policías y los funcionarios, de la misma forma la gente humilde que la gente pudiente, no hay nadie que ahora mismo pueda escaparse de vivir la prueba. Todos estamos siendo fielmente retratados, la cámara que a todos nos retrata tiene una gran definición.

Estamos siendo probados para ver de qué lado estamos, y cuando llegue el momento se separará al grano de la paja, entonces los tibios se darán cuenta de su tibieza, el tibio se dará cuenta de que por miedo se puso a colaborar con el mal, el tibio hacía como que no sabía las cosas, pero sí que las sabía, sabía muy bien lo que estaba pasando, sin embargo prefirió protegerse para ver si todo pasaba sin su participación, pero esta vez no, esta vez los tibios no escaparán sin tener que dar la cara. Si ahora te callas, te haces cómplice.

Cada cual tiene que estar muy seguro de si pertenece a la luz o si pertenece a la oscuridad, es clave para lo que está por venir. La luz rescatará a los suyos, la oscuridad hará lo mismo; la oscuridad viene también a recoger su cosecha, de hecho ya lo está haciendo. Ser probados quiere decir que has de saber de qué bando estás y actuar en consecuencia.

¿Por dónde has andado tú Raúl en este último año? Yo me fui a la guerra y desde la guerra os voy enviando crónicas; desde hace un año estoy en la guerra, y vosotros también estáis en ella, lo que pasa es que a algunos os cuesta creerlo y reconocerlo.

Tienes que entender de una vez que no hay una emergencia sanitaria, desde luego no más que otros años, has de saber ver que esto que estamos viviendo es algo político y económico, están intentando dañar la salud de las personas y de paso exterminar a la población, las televisiones convencionales son ahora mismo plataformas asesinas, la prensa estandarizada es una completa basura y están siguiendo unos planes contrarios a los que deberían de seguir pues están participando en esta guerra psicológica que no tiene precedente en la historia humana; nos están dañando con toda la intención y nos están dejando sin dignidad, ese es su propósito, ese es su plan. Lo que tienes que comprender es que estamos ante una trama criminal, el fin de todas las medidas sanitarias que han tomado no es la salud pública sino el control social, de eso tienes que darte cuenta, por eso me fui yo a la guerra para contártelo las veces que hiciera falta. Te van a seguir probando hasta que entiendas que todas las medidas sanitarias implantadas no son más que medidas deshumanizantes, las medidas sanitarias que se están llevando a cabo no están hechas para proteger a la humanidad, están pensadas para hacer que la humanidad se arrodille y sucumba a la tiranía. Jamás han de ser suspendidos los derechos y las libertades para enfrentarse a una dolencia respiratoria. Suspender los derechos y las libertades debido a una supuesta emergencia sanitaria es la prueba de la poca inteligencia de esta dictadura que nos han implantado desde hace poco más de un año, ya he dicho en más de una ocasión que el guión de los malos es muy malo, y cada día que pasa sólo vienen confirmaciones de lo malo que es, se trata de un guión muy malo pero muy peligroso, además van a hacernos todo el daño que puedan antes de que este gran engaño sea desmantelado.

Es preciso entender que de ninguna manera se puede aceptar esta nueva normalidad satánica, estás siendo probado hasta que comprendas que no puedes permitir la destrucción de todos y de cada uno de los valores que sustentaban la convivencia. Se trata de ver y de comprender cómo funciona esta trama esclavizante sobre los seres humanos. Nos han tenido y nos tienen de esclavos, de eso es de lo que hay que darse cuenta.


De ninguna manera tienes que dejarte acorralar por la vacuna, no te pongas en riesgo por una vacuna tóxica que han ideado una panda de asesinos, eso es lo que tienes que comprender. En un momento dado alguien dijo que en la Tierra sobraba gente y toda la élite globalista siguió esa consigna, una consigna teórica que además no tiene una base real. Bill Gates y su fundación han llevado a cabo sistemáticos planes de reducción de la población especialmente en las naciones más pobres. Lo que ahora están haciendo con las vacunas es lo que llevan haciendo desde hace ya cien años, sólo que ahora lo están llevando a cabo sin esconderse y en todo el mundo a la vez.  El mal ha dado la cara y ya no oculta sus planes. Destruir al ser humano es su último objetivo.


Referido a las vacunas, esto no lo he dicho hasta ahora pero creo que ya toca decirlo: la vacuna es un suicidio, el que se la pone en realidad se está suicidando porque se está exponiendo a un tratamiento experimental totalmente innecesario. 


¿Por qué los gobiernos han eximido de toda responsabilidad a los que han creado las vacunas? Porque las vacunas matan y ellos lo saben. ¿Cómo es que los jueces están permitiendo que se destruya el estado de derecho? Lo que están haciendo los jueces es igual de grave o más que lo que se están haciendo los fabricantes de vacunas. ¿Es que no hay ni un solo juez valiente que detenga esta sucesión de crímenes contra la humanidad? ¡Ay de todos aquellos que estén colaborando con este plan criminal! ¡Ay de todos aquellos que por pura pasividad no estén haciendo lo que tienen que hacer y diciendo lo que tienen que decir!


Es increíble ver cómo ahora mismo la verdad suena a mentira, curiosamente las mentiras son aceptadas como la única verdad, se trata de una señal muy clara de que estamos al final de un tiempo. La humanidad no aprende, la humanidad sólo puede saltar al siguiente nivel evolutivo a través de un cambio dimensional, algo que va a venir propiciado a través de un evento externo de grandes proporciones. La humanidad no tiene remedio, ese remedio sólo puede venir a través de un salto en el vacío, ahora mismo estamos a las puertas de ese salto. Nos vamos a quedar boquiabiertos cuando recibamos las informaciones que vienen ya de camino, informaciones que abarcarán todos los ámbitos de la vida humana.

Todo se está desintegrando, van a venir momentos de una gran intensidad, todos los finales traen consigo una agonía, pero esta agonía de ahora será muy intensa, estamos en la antesala del nacimiento de un Nuevo Mundo, por eso estos dolores de parto. La materia se derrumba pues se trata de la victoria del espíritu sobre la materia, de ahí que lo puramente material ya no tenga casi ningún aliciente. 

Ahora mismo todo el mundo es infeliz, a mí eso no me parece una desgracia, es desde esa infelicidad que te vas a rebelar interiormente, es desde ese dolor que te hace ser infeliz que ya no vas a permitir que el mundo siga siendo pisoteado. Ahora mismo la soledad es la clave, esa soledad te puede matar si no eres capaz de soportarla,  por el contrario esa misma soledad hará que madures de una forma que jamás hubieras imaginado. La soledad es extraordinaria si es vivida con plena consciencia.

Para los incrédulos nunca pasa nada. El incrédulo no tiene fe porque el miedo no le deja tenerla. No tienes fe porque tienes miedo, si no tuvieras miedo tendrías verdadera fe, la fe es tener constancia de que la vida siempre acaba inclinándose hacia el lado del bien y de la verdad. La fe es saber que aunque estés metido en un agujero siempre vas a poder salir de él. La fe es saber que hay una mano que todo lo guía, seguramente esa mano somos mismos desde otro plano dimensional, en realidad nosotros no estamos aquí, estamos en otro lugar desde el que controlamos nuestros cuerpos. En el fondo el incrédulo lo que desea es que no suceda nada bueno para seguir con su espiral negativa, el incrédulo lo que desea es que nada cambie para poder seguir quejándose ya que todo su tinglado mental se basa en la queja, si se eliminaran de un golpe todas las quejas del mundo, en ese momento se acabarían también todos los incrédulos.

Llevo meses con la idea de elaborar otro tipo de apuntes y contar todo lo que está por venir, por supuesto que eso que viene de camino es extraordinariamente bueno, sin embargo la inmediatez de la guerra me lleva a escribir sobre lo que ahora mismo está pasando, pero queda ya muy poco para cambiar el enfoque, estamos a las puertas de una enorme transformación. Quiero ya escribir sobre la paz y no sobre la guerra. 

No se nos puede olvidar que justo ahora estamos atravesando por la puerta estrecha, a ratos podría hacerse aún más estrecha, al pasar por lo estrecho vienen las estrecheces, por eso todo esto que ahora estamos viviendo y que es extremadamente angosto. No te asustes. Ten fe. Hay que ser fuertes y aguantar. La luz ya brilla. Vendrán días en los que vas a dudar, duda todo lo que quieras, esas dudas también te fortalecerán; habrá días que tendrás miedo, un poco de miedo tampoco viene mal, los que viven sin nada de miedo se vuelven unos soberbios, así que un poco de miedo de vez en cuando equilibra bastante la balanza.